TARTA TOUS


Esta tarta la hemos hecho, a medias, entre mi hermana Tere y yo para su cumpleaños, aunque con un poco de adelanto, pues por circunstancias de la vida vivimos separadas por 800 kms. de autopistas y carreteras. Nada me gustaría más que vivir cerca de ella, así que cuando nos vemos, aprovechamos el tiempo al máximo y, entre otras cosas, nos dedicamos a nuestra pasión común: la cocina.

INGREDIENTES:

Para el bizcocho (Madeira Sponge Cake):
4 huevos
200 grs. mantequilla sin sal
200 grs. de azúcar
300 grs. de harina
1/2 sobre de levadura Royal
Una pizca de sal

Para la fondant de nubes:
200 grs. de nubes (del Mercadona)
400 grs. azúcar glass
1 c/s de agua
Tinte rojo en gel

Para el relleno:

Para el almíbar:
½ vaso de agua (de café)
½ vaso de azúcar (de café)
1 chorrito de cognac

PREPARACIÓN:

Tamizamos por un lado la levadura, la harina, el cacao y la sal. Reservamos.

El resto de ingredientes es mejor tenerlos a temperatura ambiente. Batimos la margarina con el azúcar hasta que blanquee o, lo que es lo mismo, hasta que el azúcar se disuelva en la mantequilla.

Precalentamos el horno a 160º en la opción “aire”.

Incorporamos los huevos de uno a uno sin parar de batir. Aunque tenga un aspecto como de cortado no pasa nada, después con la harina se arregla. Incorporamos la harina, la levadura y la sal previamente tamizadas, lo vamos añadiendo cucharada a cucharada sin dejar de batir la mezcla.

Una vez bien ligada la masa, reservamos. Preparamos un molde (en esta ocasión utilicé un molde cuadrado de 20x20) con mantequilla y harina, vertemos la mezcla y horneamos durante 40 minutos. Pasado este tiempo, pinchamos el centro del bizcocho con un palillo y, si sale limpio, es que ya está listo. En caso contrario lo iremos dejando en periodos de 10 minutos.

Dejamos reposar sobre una rejilla hasta el día siguiente.

Preparamos la fondant de nubes. Es muy, muy fácil de hacer. Se cogen las nubes, en este caso utilicé los dos colores, pues la tarta era en tonos rosas, y ya nos iba bien para poder teñirla de los colores que iba a necesitar.

Cortamos en trozos pequeños las nubes y las ponemos en un bol de cristal untado con mantequilla. Echamos una o dos c/s de agua e introducimos en el microondas a 500 W (temperatura media) durante 30 segundos. Sacamos y removemos con una cuchara de madera o de silicona dura. Sobre todo, no se os ocurra meter la mano, pues es súper pegajosa y es imposible incluso mover los dedos. Si tenemos que volver a introducirla al microondas lo hacemos en intérvalos de 5 segudos y removemos. Así hasta que las nubes estén totalmente deshechas.

Empezamos a añadir el azúcar glass poco a poco y mezclamos. Vamos añadiendo el azúcar y removiendo. Cuando veamos que la masa ya casi no se pega en los dedos, es el momento de espolvorear un poco de azúcar glass en la mesa y trabajarlo con las manos amasándolo.

Esta masa la podemos guardar hasta 3 meses en la nevera, envuelta en doble film y dentro de un tupper hermético o una bolsa zip.
Para teñirla, se recomienda comprar tinte alimenticio en gel o pasta y teñirlo justo antes de hacer el pastel. Ir añadiendo tinte con un palillo a la masa hasta obtener el color deseado. Reservamos dentro de una bolsa zip bien cerrada.

Lo primero que tenemos que hacer es igualar el bizcocho, pues ya sabéis que por el horneado no queda uniforme. Con la ayuda de un cortador de tartas  igualamos el bizcocho y lo abrimos por la mitad para rellenar.Y reservamos.

Para realizar la forma del oso utilizamos una plantilla sacada de internet. Colocamos encima del bizcocho (hay que tener la precaución de que la plantilla sea más pequeña que el bizcocho) y con la ayuda de un cuchillo bien afilado recortamos. Una vez obtenida la forma del oso abrimos por la mitad y untamos ambos trozos con el almíbar.

Ahora es el momento de proceder al relleno. Con la ayuda de una espátula cubrimos toda la superficie de uno de los dos bizcochos con la mermelada de fresa . Ponemos el otro bizcocho encima, pero con cuidado que la parte de abajo quede arriba y así quedará totalmente plano. Cubrimos toda la tarta con la misma mermelada de fresa. Esto nos servirá de "pegamento" para que no se nos mueva la fondant.

Estiramos la fondant de nubes que debe cubrir el pastel. Para saber que cantidad de fondant necesitamos aquí podéis ver una tabla. A la hora de estirar, hemos de sumar la superficie de la tarta más el borde x2. Dejamos algo más, pues en este caso más vale que sobre que no que falte.

En este caso debido a la forma de nuestra tarta y a nuestra inexperiencia, hemos optado por cubrir en primer lugar la parte superior y después los bordes.

Para el remate de la tarta coloreamos la fondant con efecto "marmoleado". Para ello utilizamos tinte en gel de color rojo.Hicimos dos de los diseños típicos de TOUS: un tulipán y una flor, además de bolitas y un ribete para unir la parte superior con el lateral. Por supuesto sin olvidar los ojos y la nariz.

¡La verdad es que no nos quedó nada mal! Se puede decir que estamos muy orgullosas del resultado.

We'll come back!!

CONVERSATION

Back
to top