MILHOJAS DE SARDINAS MARINADAS


Esta receta está inspirada en una que hizo Sonia de L'Exquisit, mi blog de cocina favorito... y también el de mi marido (dice que le gusta más que el mío, jaja). El caso es que los boquerones en vinagre me apasionan, pero nunca se me había ocurrido hacer sardinas en vinagre hasta que vi los Rollitos de sardinas con picadillo de Sonia. Fue un amor a primera vista. Las sardinas son mi "pescado" predilecto, así que no he podido resistirme y, he de decir, que me fascinaron. Aquí va mi versión:

INGREDIENTES: 2 personas

250 grs. de sardinas medianas
Vinagre de vino blanco
1 tomate pera
1/2 pimiento verde
1/4 pimiento rojo
1 cebolleta
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre
Sal gorda

PREPARACIÓN:

En primer lugar limpiaremos las sardinas de tripas, cabeza y espinas. Las pasamos bien bajo el grifo para quitarles todas las escamas. Las ponemos en un bol con abundante vinagre y sal y dejamos macerar en el frigorífico durante mínimo 4 horas. Pasado este tiempo ponemos a escurrir para que suelten el exceso de vinagre. Cortamos las puntas para igualar los filetes. Reservamos.

Pelamos y picamos en dados pequeños el tomate. Echamos en un bol. Lavamos los pimientos. Cortamos en dados y añadimos al bol donde tenemos los dados de tomate. Picamos finamente la cebolla y la añadimos al bol. Aliñamos con sal gorda y aceite de oliva virgen extra. Mezclamos.

Para el emplatado, colocamos en primer lugar una fila de sardinas con la piel hacia arriba. A continuación ponemos un poco de "revoltillo" evitando que se caiga por los lados. Volvemos a colocar otra capa de filetes, otra capa de "revoltillo" y, por último, acabamos con una fila de filetes con el lomo plateado encima.

Gracias Sonia, por inspirarme cada día. ¡Me encanta tu cocina!

CONVERSATION

Back
to top