BRAZO DE GITANO DECORADO


INGREDIENTES:

Para la decoración del bizcocho:
1 clara de huevo
40 grs. de harina
30 grs. de azúcar
30 grs. de mantequilla
Colorantes en gel

Para la plancha del bizcocho:
4 huevos
120 grs. de harina
120 grs. de azúcar
1 c/s de cacao
1 pizca de sal

Para el relleno:
500 ml. de nata para montar 35% MG
100 grs. de crema de mascarpone
50 grs. de azúcar
5 grs. de estabilizante de nata
7 fresas

PREPARACIÓN:

En primer lugar preparamos el dibujo que queremos plasmar en nuestra plancha de bizcocho. Para ello utilizaremos una hoja de papel de cocina donde previamente por la cara contraria a donde vamos a echarle el bizcocho hemos hecho unos dibujos.

En un bol mezclamos todos los ingredientes. Si queréis ver el paso a paso os recomiendo que visitéis el blog de SandeeA, La receta de la felicidad, además de tener fantásticas recetas, tiene unas fotos maravillosas y es muy divertida. Y encima cocina bien y lo explica perfectamente.

La mezcla la separé en 7 boles, pues quería hacer el arcoiris y necesitaba todos sus colores. Vamos añadiendo el tinte en cada bol y mezclamos. Ahora es cuestión de ir rellenando el dibujo que hemos hecho previamente. Es una técnica curiosa y aunque sin duda la mejoraré, el efecto es muy bonito. Una vez finalizado todo el dibujo lo metemos en el congelador y preparamos el bizcocho. Quizás me equivoqué al añadirle cacao al bizcocho o tal vez debería haberle añadido más cacao para que quedara más oscuro. El caso es que estaba buenísimo.

Para el relleno, montaremos la nata junto con el azúcar y el estabilizante. Una vez montada le añadimos el queso mascarpone y las fresas bien picada. Para conseguir esta forma tan redonda, lo he puesto sobre papel film y lo he enrollado hasta dejarlo "redondito". Reservamos en el congelador durante 2 de horas.

Precalentamos el horno a 170º. Calor arriba y abajo. Para el bizcocho batimos los huevos a temperatura ambiente junto con el azúcar hasta que tripliquen su volumen. Agregamos la sal y la harina con la ayuda de una espátula. Lo hacemos poco a poco y con movimientos envolventes para evitar que la masa baje mucho. Vertemos sobre el papel que hemos decorado anteriormente y teníamos reservado en el congelador.

Introducimos en el horno durante 10-12 minutos. Pasado este tiempo sacamos del mismo y lo dejamos enfriar sobre una rejilla. Una vez frío, retiramos con cuidado el papel de hornear. Estará listo para rellenar. Para evitar que se nos rompa al doblar, colocaremos la plancha de bizcocho sobre un paño de cocina húmedo y enrollaremos. Reservamos durante 15 minutos.

Colocaremos la plancha de bizcocho sobre una superficie plana. Ponemos el relleno en el centro de la plancha y doblamos.


Le damos la vuelta y listo. Como me parecía mucho, empecé a repartirlo con mis vecinos y luego me arrepentí, porque estaba ¡buenísimo! Sin duda, lo repetiré.

CONVERSATION

Back
to top