NACHOS CON GUACAMOLE & FAJITAS


Una cena ideal para 2, para una de esas noches de viernes. ¿Porqué los viernes por la noche nos apetecen este tipo de cenas? Unas hamburguesas, unas pizzas, unos sandwiches o unas fajitas... No lo sé, pero son ideales, ¿no creéis? Aquí os dejo con una de esas comidas rápidas, aunque lo de rápido dependerá de la noción del tiempo de cada uno. En mi caso, como no me da pereza entrar en la cocina, preparar estos nachos y fajitas mexicanos me parece lo más rápido del mundo. ¿Os animáis?

INGREDIENTES: 2 personas

1 paquete de nachos naturales

Para el guacamole:
1 aguacate
Zumo de 1/2 lima
1/2 tomate tipo pera
1/2 cebolleta
Aceite de oliva virgen extra
1 ajo picado (opcional)
1 chile verde fresco picado (opcional)
Comino molido
Cilantro
Pimienta
Sal

Para la salsa de queso:
200 grs. de queso cheddar
150 ml. de leche evaporada
1 c/c rasa de mostaza
1 c/c rasa de mantequilla
Unas gotas de tabasco (opcional)
Perejil
Sal

Para las fajitas:
1 pechuga de pollo
2 tortitas mejicanas
1/4 pimiento rojo
1/2 pimiento verde
1/2 cebolleta
1/2 sobre de aderezo para fajitas
2 tomates pera triturados
2 c/s de aceite de oliva virgen extra
Pimienta
Sal

PREPARACIÓN:

En este plato son importantes los tiempos y el orden de preparación, pues todos sabemos que el aguacate es una fruta que se oxida fácilmente y la crema de queso solidifica un poco.

Recomiendo empezar a preparar el relleno de las fajitas que podemos tener reservado y calentar justo en el momento de servirlo. También puntualizar que si tenéis ayuda mucho mejor, así os podéis repartir las tareas, yo la tengo pero no en la cocina, mientras yo cocino mi marido batalla con los enanos... ;-)

Lavamos y picamos en juliana la cebolla y los pimientos. En una sartén vertemos el aceite y sofreímos la verdura. Salamos ligeramente.

Limpiamos la pechuga de grasa y huesos y cortamos en finas tiras. Salpimentamos y añadimos a la sartén. Freímos. Cuando estén listas añadimos el aderezo para fajitas, removemos y a continuación vertemos el tomate triturado, reducimos el fuego y dejamos sofreir. Rectificamos de sal y reservamos hasta el momento de rellenar las fajitas.

Preparamos el guacamole, para ello partimos, pelamos y picamos los aguacates. Exprimimos el zumo de la lima (también podéis utilizar limón), con esto evitaremos la oxidación. Añadimos el aceite de oliva y chafamos con ayuda de un tenedor. Es importante chafarlo con un tenedor y no picar el aguacate, de esta forma nos quedarán pequeños grumos del aguacate, mucho más agradables a la hora de preparar un guacamole que tener el aguacate hecho puré.

Picamos la cebolleta muy finamente y el tomate, y lo incorporamos al aguacate (si os va la marcha, ahora también incorporaríamos el ajo y el chile), el cilantro y el comino. Salpimentamos y removemos. Cubrimos con papel de aluminio para evitar que le entre la luz y reservamos en la nevera hasta el momento de servir.

Ponemos un cazo al fuego, echamos el queso cheddar (mejor si es rallado y sino cortado en trozos pequeños.) Añadimos la leche evaporada y el resto de ingredientes. Ponemos a fuego mínimo y removemos sin parar hasta que el queso esté totalmente deshecho.

Llegó el momento del emplatado. Colocamos los nachos en una fuente grande, echamos la crema de queso por encima y acompañamos con el guacamole. Mojamos ligeramente las tortitas por ambas caras y las ponemos 15 segundos en el microondas a máxima potencia. Rellenamos con el pollo y las verduras y cerramos con ayuda de un palillo.

Si no podemos ir al Mexicano el viernes por la noche... pues traemos el Mexicano a casa. ¡Ahh... IMPORTANTE!: Acompañar la cena con un par de imprescindibles Coronitas.

Las recetas del guacamole y la salsa de queso son una adaptación de las que propone el libro 'Cocina Mexicana'.

CONVERSATION

Back
to top