TARTA SELVA NEGRA | VIDEORECETA


Tener un blog es toda una experiencia, desde conocer a gente a la que antes admirabas hasta atreverte a cocinar las cosas más increíbles. Pero si por algo merece la pena tener un blog es por las muestras de cariño que se reciben, ya sea a través de las redes sociales o por correo. Lo más bonito son aquellos emails que recibimos de personas que nos siguen desde el silencio y que un buen día deciden escribirnos para darnos las gracias... ¿Darnos las gracias? Sí, la primera vez que te lo dicen suena extraño.

Patricia es una segoviana afincada en la "Selva Negra" alemana, aunque ha vivido en diferentes países (incluído Japón), por lo que ella (sin renunciar a sus raíces) se considera "ciudadana del mundo". Me escribió, como otros seguidores anónimos, para darme las gracias por todo lo que hago en el blog. Y me hizo llegar una botella de Kirsch, porque no sé donde ni cuando escribí que tenía previsto hacer en vídeo la famosa "Tarta Selva Negra" (Schwarzwälder Kirschtorte). Han pasado varios meses desde entonces, pero aquí está el video prometido con mi versión de este pastel alemán tan conocido y versionado como la austríaca "Tarta Sacher". Mil gracias a Patricia por su detalle. Te devuelvo el regalo en forma de vídeo, especialmente dedicado para tí.

La receta que hago está inspirada en la que me pasó mi compañera Alexandra, que por algo trabajo en una compañía alemana, por supuesto llena de alemanes... ;-) El vídeo del bizcocho base lo tenéis aquí.

VIDEORECETA


THE MJ COOKING SHOW (3x07)
DULCE Y PELIGROSA: Tarta Selva Negra

INGREDIENTES:

Para el bizcocho (molde de 22 cm):
110 g de mantequilla punto pomada
110 g de azúcar glass (o impalpable)
110 g de azúcar normal
110 g de almendras
6 huevos L a temperatura ambiente
150 g de chocolate negro para fundir
100 g de harina de trigo
10 g de levadura química Royal (polvo de hornear)

Para el almíbar:
50 ml de agua
50 g de azúcar normal
Kirsch (al gusto)

Para el relleno y la decoración:
800 ml de nata para montar (crema para batir)
Cerezas negras (o en almíbar)
Chocolate negro en virutas

Utilidades:
Cómo hacer el bizcocho de chocolate
Tabla de equivalencias

PREPARACIÓN:

Preparamos el bizcocho. Hervimos en agua durante un minuto las almendras crudas para pelarlas fácilmente. Las ponemos en una bandeja de horno para hornearlas (150ºC durante 15-20 minutos). Una vez tostadas las trituramos y reservamos.

Vamos a montar las claras, para ello separamos las claras de las yemas. Cuando estén a medio montar añadimos el azúcar glass. Las claras no han de quedar muy duras, que no formen picos, es decir, semimontadas.

En el microondas derretimos el chocolate en intervalos de 15 segundos, y removiendo entre golpe de micro y micro.

En un bol echamos la mantequilla punto pomada junto con el azúcar y montamos hasta que blanquee. Vamos incorporando las yemas de una en una sin dejar de batir. Echamos las almendras molidas mientras seguimos batiendo. Bajamos los restos de las paredes y batimos un poco más. Con la batidora parada añadimos el chocolate entibiado. Batimos hasta que se mezclen bien todos los ingredientes. Una vez batida, echamos las claras batidas a la mezcla en 3 partes y mezclamos con movimientos envolventes. Por último tamizamos la harina junto con la levadura tipo Royal e incorporamos a nuestra mezcla. De igual manera con movimientos envolventes para evitar que la masa se nos baje.

Forramos el fondo de un molde desmontable con papel vegetal y cortamos el sobrante. Enmantequillamos el molde y lo enharinamos. Y echamos nuestro bizcocho en él. Horneamos a 170ºC durante 45-55 minutos, yo lo dejo 30 minutos y luego lo tapo con papel de aluminio para que no se me queme. A partir del minuto 45, lo voy horneando de 10 en 10 minutos y comprobando con un palillo si ya está.

Hacemos el almíbar para napar el bizcocho. En un cazo echamos agua, azúcar y un chorrito de kirsch, la cantidad de licor al gusto. Removemos y llevamos a ebullición. Dejamos hervir durante un par de minutos.

Montamos la nata, para ello debe de estar bien fría. Añadimos azúcar glass al gusto y batimos. Probamos de azúcar y añadimos más si hace falta.

Nivelamos el bizcocho de chocolate. Lo cortamos en tres partes iguales y lo volteamos, es decir ponemos la parte de arriba, abajo. Ponemos un palillo en cada capa de bizcocho para luego colocarlo exactamente igual. Quitamos las dos partes de arriba y pintamos con el almibar el último bizcocho. Colocamos las cerezas negras repartidas por toda la superficie, la cantidad de cerezas dependerá un poco de nuestro gusto. Cubrimos toda la superficie de nata. A continuación pintamos con el almíbar el siguiente bizcocho. Y colocamos la parte pintada sobre la nata. Pintamos ahora la superficie de arriba del bizcocho y repetimos el proceso anterior. Colocamos las cerezas, cubrimos con nata montada y pintamos el último bizcocho. Lo colocamos con la parte pintada tocando la nata. Por último pintamos la parte superior del bizcocho y cubrimos toda la tarta con nata. Nos ayudamos con una espátula para cubrir y alisar toda la superficie de la tarta.

Con ayuda de una rasqueta, en este caso rallada, marcamos la parte superior del bizcocho, también podéis utilizar un tenedor. Colocamos en el centro unas cerezas para decorar. Rascamos una tableta de chocolate con un cuchillo en posición recta. De esta manera conseguimos las virutas. Las espolvoreamos por la parte superior de la tarta y por la parte de abajo del lateral.

Cualquier duda, mira el vídeo.

CONVERSATION

Back
to top