NUGGETS DE RAPE CON GUACAMOLE Y BASE DE TOMATE


Esta receta es ideal para "engañar" a los que no son muy amantes del pescado (especialmente, los más peques de la casa). No es mi caso (a los míos les encanta), pero sé que es algo bastante habitual. El rape es un pescado muy suave y, con esta combinación, queda casi totalmente camuflado entre el resto de ingredientes. Con los nuggets ya sería suficiente, pero si le ponemos esta buena base, convertimos un plato simple en todo un manjar... ;-)

¡Feliz Semana!

INGREDIENTES: 4 personas

500 grs. de rape
120 grs. de queso tipo Philadelphia
120 grs. de leche entera
120 grs. de pan de molde sin corteza
Harina
2 huevos
Pan rallado Cracker
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Para el guacamole:
1 aguacate
1/2 lima
1/2 c/c de comino en polvo
1 c/c de cilantro
Aceite de oliva virgen extra
Chile rojo fresco picado (opcional)
Ajo (opcional)
Pimienta negra
Sal

Para la base de tomate:
2 tomates para ensalada
1/2 cebolleta

PREPARACIÓN:

En primer lugar preparamos el guacamole. Partimos el aguacate por la mitad, le quitamos el hueso y con ayuda de una cuchara le quitamos la piel. Echamos en un bol y rociamos con el zumo de lima. Añadimos cilantro picado, sal, comino y un chorrito de aceite de oliva. Podemos añadir ajo y/o chile picado. Picamos con el tenedor sin llegar a tener una textura muy triturada. Colocamos el hueso en el centro y reservamos en la nevera hasta el momento de servir. Mira el vídeo, por si te queda alguna duda.

Elaboración con Thermomix:

Limpiamos el rape de pieles y espinas. Lo cortamos en trozos pequeños y lo introducimos en el vaso de la Thermomix. Le echamos una pizca de sal y programamos 5 segundos vel.7.

Añadimos el queso, la leche y el pan. Programamos 10 segundos, vel.7. Vertemos la masa en un bol.

Elaboración sin Thermomix:

Limpiamos el rape de pieles y espinas. Lo cortamos en trozos pequeños y lo introducimos en el vaso de la picadora. Picamos e incorporamos el queso la leche y el pan. Si vemos que es mucha cantidad lo hacemos por tandas. Picamos hasta conseguir una pasta homogénea.

Para ambos procesos:

Hacemos forma de nuggets y los pasamos primero por harina y después por huevo batido y pan rallado cracker.

Ponemos una sartén con abundante aceite de oliva. Cuando el aceite esté bien caliente introducimos los nuggets y los freímos hasta que estén dorados.

Llegó el momento del emplatado. Lavamos bien el tomate y lo cortamos en láminas bien finas. Cubrimos toda la base del plato o bandeja con tomate. Salamos ligeramente. A continuación cubrimos el tomate con la cebolleta picada y el guacamole. Colocamos todos nuestros nuggets en fila... ¡y a la mesa!

CONVERSATION

Back
to top