ÉCLAIRS


En la cocina, ya sabéis que me considero un 4x4 y me gusta darle "a todos los palos". Vamos, que me atrevo con todo. Así que cuando Raquel me invitó a hacer una receta para SWEET MAGAZINE, revista especializada en repostería creativa, no tuve ningún problema en aceptar. Más bien, al contrario. Me propuso participar con una receta tradicional, pero yo no quería que mi receta por ser tradicional pasara desapercibida.

Así que, después de darle varias vueltas, recurrí a los más que tradicionales Éclairs, pero dándole un toque de color para hacerlos más que llamativos. Siguen estando riquísimos, como todos los postres tradicionales, pero también resultan muy vistosos. Para los que no tenéis la posibilidad de comprar la revista o no estáis suscritos, aquí os dejo la receta y la entrevista que la acompaña.

¡Gracias a Raquel y a todo el equipo de Sweet Magazine por pensar en mí!

INGREDIENTES: 20-25 éclairs

Para los éclairs:
125 ml de leche
125 ml de agua
115 g de mantequilla sin sal cortada en cubos
1/4 c/c de azúcar
1/4 c/c de sal
140 g de harina de trigo
4 huevos grandes a temperatura ambiente

Para la decoración:
200 g de chocolate blanco
Tintes para chocolate
Purpurina comestible

Para el relleno:
200 ml de nata para montar
Azúcar glass al gusto

c/c = cucharada de café

PREPARACIÓN:

Ponemos un cazo a fuego fuerte y echamos la leche, el agua, la mantequilla, el azúcar y la sal. Llevamos a ebullición. Echamos toda la harina de golpe y ponemos a fuego medio. Removemos la mezcla enérgicamente con una cuchara de madera, veremos que la masa se liga muy rápidamente. Seguimos removiendo durante un par de minutos hasta que la masa se seque, comprobamos que la textura ha quedado suave y lisa. Pasamos la masa a un bol. Dejamos que se enfríe durante 10 minutos.

Cascamos un huevo en un bol aparte y batimos ligeramente. Lo agregamos a nuestra masa y mezclamos enérgicamente hasta integrarlo. Veremos que la masa se nos ha separado pero no pasa nada, volverá a integrarse. Añadimos el segundo huevo de la misma manera.

Incorporamos el tercer huevo ligeramente batido y removemos. La masa se va volviendo más ligera, más ligada y más brillante. Incorporamos el cuarto huevo de la misma manera. La cantidad de huevos en esta receta siempre es aproximada, debemos conseguir el famoso punto "pico de pato", que consiste en que cuando levantamos la masa, ésta cae haciendo una forma triangular. La caída no ha de ser ni muy rápida ni muy lenta, pero ha de caer, no quedarse toda la masa en la cuchara.

Introducimos la masa en una manga pastelera con una boquilla redonda o simplemente le cortamos la punta a la manga. Preparamos una bandeja con papel de hornear y extendemos la masa en forma de canutillos, el tamaño de cada canutillo dependerá de nuestro gusto.


Nos humedecemos el dedo y hundimos los piquitos que quedan de retirar la boquilla. El momento de horneado es importante, con el horno precalentado a 190ºC opción arriba-abajo, introducimos la bandeja de nuestros éclairs en la parte central del horno y horneamos durante 7 minutos. Pasado el tiempo, abrimos ligeramente la puerta y ponemos una cuchara de madera para bloquearla y permitir que salga la humedad durante 5 minutos. Retiramos la cuchara y volvemos a cerrar la puerta y horneamos durante 8 minutos más. En total se hornean durante 20 minutos.

Dejamos enfriar para poder rellenar. Montamos la nata. Para ello, debemos asegurarnos que esté bien fría. Añadimos azúcar glass al gusto y mezclamos con unas barillas hasta que se monte. Echamos en una manga pastelera con una boquilla de relleno y reservamos en la nevera.

Ahora nos toca cubrir nuestros éclairs con chocolate. Ponemos el chocolate blanco en un bol, lo introducimos en el microondas y derretimos a máxima potencia en intervalos de 20 segundos. Vamos removiendo e introduciendo en el microondas hasta que esté totalmente derretido. Ponemos una pequeña cantidad en un bol. Incorporamos con ayuda de un palillo el tinte deseado y mojamos el éclair por la parte superior. Lo dejamos secar sobre una bandeja o rejilla. Repetimos el mismo proceso con todos los éclairs.


Una vez bien secos vamos a rellenarlos. En este caso no he querido abrirlos, he preferido rellenarlos directamente con la boquilla. Pinchamos por la parte de abajo el éclair por varios puntos y rellenamos con cuidado de que no reviente y salga el relleno.

Reservamos en la nevera hasta el momento de servir.

LA ENTREVISTA

Por Raquel Cayuela.

La vídeo blogger Mª José se ha convertido en un referente en la blogosfera, gracias a su cooking show. Hoy, charlamos con ella para conocerla un poco mejor.

¿Cómo surgió la idea de abrir un blog? Esto creo que nunca me lo han preguntado, jajaja. Pues surgió con la idea de recopilar las recetas que amigas y compañeras me pedían. Era un engorro tener que escribirlas una y otra vez, así que mi marido me sugirió que hiciera un blog para tenerlas allí almacenadas.

¿Cómo surgió la idea del Cooking Show de MJ? Con la celebración del primer aniversario del blog hice un concurso y decidí que, aparte del premio en si, haría en video la receta ganadora. La hice con mi hermana Tere y tuvo tanto éxito que pensé: “¿Y por qué no hacer vídeos con otros bloggers?”

¿Cómo te definirías? Ufff, eso creo que se lo deberías preguntar a los demás, soy mala autodefiniéndome… Si acaso destacaría que soy extrovertida y muy activa.

¿Cómo es un día de María José? ¡No paro! Me levanto a las 6:00 para ir a trabajar, después del trabajo recojo a los peques en el cole (cuando me da tiempo), voy a comprar, juego o veo la tele con los peques y, mientras, hago la cena. Eso sí, intento aprovechar las cenas para hacer recetas para el blog, así que no es habitual repetir menú en casa.  Después de cenar me siento a ver un poco las redes sociales, contestar emails y, si da tiempo, veo un rato la tele. ¡Eso cuando no voy a algún evento o estoy de viaje!

¿Cuál es tu plato y postre favorito? Unas buenas patatas fritas con pechuguita rebozada. Mi postre, una buena piña, y mi tapa, las bravas.

¿Y qué tipo de comida te pierde? Los platos fríos, me pierde la comida de verano en formato tapa o platillo para compartir. Los postres con chispa y que lleven fruta. Te diré que el mejor postre degustado en un restaurante ha sido unas “Fresas rotas, con tierra de galleta, crema de queso y helado de vinagre balsámico” que probé en el Ten’s de Jordi Cruz, el cual no tardé en hacer y me quedó espectacular, no siempre lo complicado es lo más bueno

¿Qué disfrutas más haciendo? Tengo que reconocer que disfruto más con lo salado que con lo dulce. ¡Dónde se ponga un buen jamón ibérico! Que la repostería sea bonita es normal, está llena de colores y texturas, y precisamente la repostería creativa y sus ingredientes permiten hacer lo que la imaginación alcance. Sin embargo, la cocina salada está más limitada, por eso cuando alguien consigue hacer un plato bonito, para mí el resultado es impresionante y si encima está bueno, ¡ya es la leche!

¿Cuál es tu básico en la cocina? Me encanta cocinar, así que tengo muchos básicos. De postres yo diría que las fresas con mascarpone, todo el que las prueba cae rendido a mis pies. Y de salado, el pollo hindú.

¿Qué estilo te definiría más? Soy una todoterreno. No creo que tenga un estilo concreto, me gusta hacer las cosas bien, soy exigente y si algún plato no me queda bien, lo hago las veces que haga falta hasta conseguir el resultado que quiero.

¿Cuál ha sido tu mayor reto? Yo creo que está por llegar…

Parece que en los últimos años los blogs de cocina han proliferado considerablemente, ¿Cómo ves este boom? La gastronomía está muy de moda, aunque no me extraña, España es un país rico en producto, en variedad. No sólo tenemos el mejor restaurante del mundo, también grandes chefs y, por supuesto, el legado Adrià.

¿Y qué opinas de la repostería creativa? Yo soy más de postres frescos, tradicionales, sobre todo con frutas. Admiro la repostería creativa, porque no es nada fácil, requiere de mucha experiencia y también imaginación. Ver creaciones como las de Christian Escribà o Patricia Arribálzaga (cada uno en su categoría) es una gozada.

¿Cómo ves este boom en España? La repostería creativa, en concreto, sí que está viviendo un auténtico boom, quizás porque aquí aún es bastante novedosa para mucha gente.

¿A quién admiras más en este mundo gastronómico? A mucha gente, no diré a nadie para no olvidarme de ninguno.

Imaginamos que esta andadura te habrá traído muy buenos momentos/personas? Muchísimos, conocer a todos los bloggers, chefs y profesionales con los que he grabado ha sido increíble. Crecer como cocinera y hacer platos que jamás habría imaginado que se pudieran hacer… ¡y lo que me queda!

¿Algún punto negativo? No, y si lo ha habido, yo siempre digo que tengo un “cerebro inteligente” y olvida lo negativo. ;-)

¿Algún proyecto pendiente de realizar? Siempre tenemos que tener proyectos pendientes de realizar por muy pequeños o fáciles de conseguir que sean, no siempre un proyecto debe de ser algo inalcanzable.

¿Alguien en especial que te gustaría visitar en tu cooking show? Sí, Ferran Adrià.

Aparte de la cocina ¿dedicas tu tiempo libre alguna otra pasión? Sí, por supuesto, a mis dos peques y a mi marido, ellos son mi verdadera pasión.

¿Alguna anécdota que nos quieras compartir? Este verano mi jefe se fue de vacaciones a Islandia y allí una chica gaditana, en medio de una conversación gastronómica, le dice: “Pues a mí me encanta cocinar, sobre todo hago las recetas de MJ, una chica que hace vídeos”. A lo que mi jefe le contesta: “Sí, la conozco, es una compañera de trabajo”. Y ella le contestó:  “¡Sí hombre! Más quisieras…”. A la vuelta de vacaciones, él me lo explicaba y yo me moría de la risa.

¿Algún truco o consejo que quieras compartir con nosotros?  En la cocina, todo es posible.

¿Un vicio inconfesable? Comerme los Ferrero Rocher a escondidas…

¿Alguna reflexión que quieras hacer? No soy de muchas reflexiones, soy bastante impulsiva, jaja.

Un libro: ¿Vale decir la trilogía de Grey? jaja.
Una película: “El Fugitivo” con Harrison Ford. Lo confieso, me encantan las americanadas.
Una necesidad diaria: Besar a mi hijos, reírme, ¡comer!
Un producto fetiche: El curry

Gracias por tu tiempo Mª José, te deseamos mucha suerte con tus proyectos, ¡y te seguiremos de cerca!

CONVERSATION

Back
to top