MOUSSE DE CHOCOLATE BLANCO CON MERMELADA DE MORAS


Después de los callos de El Bohío, os dejo con este rico postre, que además podéis personalizar a vuestro gusto cambiando la mermelada. ¿Recordáis la mousse de chocolate blanco con chocolate negro y fresas? Es la misma receta pero con diferente decoración. También la tengo en vídeo, así que más fácil y más opciones no os puedo dejar.

Parece que la primavera asoma la cabeza, a ver si se queda y nos deja disfrutar del fin de semana. Aunque no creo que pueda ir a la playa, puesto que se presentan unos días moviditos, gastronómicamente hablando. De momento, empezamos esta tarde-noche con una cata en UDON, y mañana la segunda cena con los Foodies Forever... ¿Qué no sabéis quienes son los Foodies Forever? Pues nada, seguidme por Instagram y lo descubriréis vosotros mismos. ;-)

INGREDIENTES: 4 personas

180 g de chocolate blanco
360 ml de nata para montar
1 clara de huevo

Para la decoración:
1 hoja de gelatina
150 ml de mermelada casera de moras

PREPARACIÓN:

Ponemos el chocolate troceado en un bol y derretimos al microondas. Hemos de seleccionar una temperatura media y derretirlo en intervalos de 20 en 20 segundos. Cuando la mitad del chocolate esté derretido, batimos con unas varillas y, con el calor residual, se acabará derritiendo el resto. Reservamos.

Ponemos 100 ml de nata en un cazo y dejamos que rompa a hervir. Vertemos esta nata sobre el chocolate y vamos removiendo hasta conseguir integrar ambos ingredientes. Acabamos de mezclar con unas varillas para deshacer posibles grumos. Dejamos entibiar durante 10 minutos.

Montamos el resto de la nata que tendremos bien fría. No es necesario añadirle azúcar, puesto que el chocolate blanco es bastante dulce. Una vez montada, iremos echando justo por el borde del bol y frenando la caída del chocolate con una espátula. Lo echamos en 2 o 3 veces y vamos mezclando con la espátula con movimientos envolventes, debemos evitar que la nata se nos baje. Reservamos.

En un bol limpio montamos la clara de huevo. Debe estar bien montada, hasta que volteemos el bol y no se nos caiga el merengue. Echamos en dos o tres veces la clara en el bol de la nata y lo integramos con ayuda de una espátula y movimientos envolventes. Reservamos.

Para presentar esta mousse vamos a preparar un coulis de mermelada de moras, la cual hemos colado para retirar todas las pepitas propias de las moras. Ponemos la hoja de gelatina en agua para que se hidrate. Echamos la mermelada en un cazo a fuego bajo y, justo cuando vaya a romper a hervir, añadimos la hoja de gelatina. Removemos durante un minuto, hasta que la gelatina esté totalmente disuelta. Esta mermelada no quedará totalmente gelidificada, si queréis que quede con una textura de gelatina, debéis añadir 2 hojas de gelatina.

Dejamos entibiar durante 10 minutos. Echamos un poco de mermelada en el fondo de cada vasito. Llenamos los vasitos con nuestra mousse. Con ayuda de un palillo pintamos de mermelada la parte de arriba. Mira el vídeo si te queda alguna duda. Tapamos con film transparente y reservamos en la nevera durante un mínimo de 6 horas, lo ideal es comerlo a las 24 horas.


CONVERSATION

Back
to top