CRÈME BRÛLÉE


Hoy, aunque no lo parezca, traigo una receta de aprovechamiento. Es aquello de "¿qué hago con 5 yemas de huevo que me han sobrado?". Pues, voilà!! (nunca mejor dicho): la famosa crème brûlée. Un clásico de la repostería francesa similar a nuestra Crema Catalana, aunque el ingrediente diferenciador de esta receta es que está hecha con nata en lugar de leche y el proceso de cocinado es bien distinto.

Resumiendo, que en casa no se tira nada y con cualquier resto hacemos una receta para chuparse los dedos.

INGREDIENTES: 2 moldes de 15 cm

500 ml de nata para montar
5 yemas de huevo
100 g de azúcar
1 vaina de vainilla
Azúcar moreno

Utilidades:
Tabla de equivalencias

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 170ºC opción arriba-abajo.

Vertemos la nata en un cazo. Con ayuda de una puntilla abrimos la vaina de vainilla por la mitad y la raspamos, echamos las semillas a la nata y ponemos a hervir.

En un bol echamos la yemas de huevo junto con el azúcar y batimos hasta blanquear. Cuando la nata rompa a hervir retiramos del fuego y añadimos a las yemas poco a poco sin dejar de remover.

Vertemos en los moldes y colocamos estos en la bandeja del horno. Debe de ser una bandeja honda para poder cubrir los moldes de la "crème brûlée" hasta la mitad y que se hagan al baño María.

Horneamos durante 40 minutos. Pasado el tiempo sacamos del horno y cuando estén fríos los metemos en la nevera para que se acaben de enfriar. Justo antes de servir espolvoreamos azúcar moreno y quemamos con ayuda de un soplete. Servimos inmediatamente.

Receta adaptada de Ricardo Cuisine.

CONVERSATION

Back
to top