CHEESECAKE DE NARANJA | Videoreceta


Unos gajos de naranja pelados "a lo vivo" y unos pistachos picados son parte de la decoración de nuestra tarta de hoy. Una deliciosa tarta de queso sin horno, con un intenso sabor a naranja. Lo mejor de la tarta está en su interior, ha quedado tal y como quería. Y antes de que empecéis a resoplar, os aseguro que es más fácil de hacer de lo que parece. ¡Hacedla y me contáis!

VIDEORECETA


CHEESECAKE DE NARANJA

INGREDIENTES: molde de 18 cm

250 g de queso mascarpone (o cualquier queso crema)
200 ml de nata para montar (crema para batir)
3 hojas de gelatina (o 6 g de grenetina, o 2 g de gelatina en polvo)
50 ml de zumo de naranja
Ralladura de 2 naranjas
Azúcar glas (al gusto)
Gajos de naranja cortados a lo vivo
Pistachos crudos

Para la gelatina de naranja:
250 ml de zumo de naranja
Ralladura de 1 naranja
8 hojas de gelatina (o 16 g de grenetina, o 5.33 g de gelatina en polvo)

Para el jarabe de naranja:
100 ml de zumo de naranja
2 hojas de gelatina (o 4 g de grenetina, o 1,34 g de gelatina en polvo)

Para el bizcocho:
3 huevos
110 g de harina de trigo tamizada
100 g d azúcar
1 cucharadita de extracto de vainilla
Colorante en gel rosa

Utilidades:
Tabla de equivalencias
Cómo hacer el bizcocho

PREPARACIÓN:

Vamos con la primera elaboración, una gelatina de naranja. Ponemos 8 hojas de gelatina en agua fría durante 5 minutos. Vertemos 250 ml de zumo de naranja en un cazo y llevamos a ebullición. Agregamos la ralladura de 1 naranja. Cuando rompa a hervir retiramos del fuego, escurrimos las hojas de gelatina y se las agregamos. Removemos hasta que la gelatina se haya disuelto totalmente. Para hacer esta gelatina voy a utilizar un aro más pequeño que nuestra tarta. Le he puesto film transparente y lo he sujetado con una goma. Echamos el zumo. Dejamos que se enfríe un poco y a la nevera o congelador para que edurezca, lo ideal es hacer la gelatina el día anterior.

Preparamos una especie de jarabe de naranja para decorar la tarta. Misma operación. Ponemos 2 hojas de gelatina en remojo en agua fría. Vertemos 100 ml de zumo de naranja en un cazo y ponemos a hervir. Cuando rompa a hervir retiramos, escurrimos las hojas de gelatina y las echamos al zumo. Removemos hasta que estén disueltas. Volvemos a echar la mezcla en una jarra. Dejamos entibiar y a la nevera.

Vamos con la tarta. Yo voy a utilizar una base de bizcocho que tenía congelada y que para estas tartas va de maravilla. Sino, podéis sustituirla por una plancha genovesa o por galletas trituradas con mantequilla. Igualamos el bizcocho para que nos quepa en el molde. Cubrimos el resto del molde con acetato, sino tenéis podéis ponerle papel de hornear, film transparente o papel de aluminio. Reservamos.

En un bol tenemos 200 ml de nara para montar o crema para batir bien fría. Agregamos azúcar glas al gusto y batimos hasta dejarla semi montada. Ponemos 3 hojas de gelatina en remojo en agua bien fría. En un cazo al fuego echamos 50 ml de zumo de naranja, 1 cucharada de azúcar glas y la ralladura 2 naranjas. Removemos y cuando rompa a hervir retiramos del fuego. Escurrimos las hojas de gelatina y las echamos en el cazo. Removemos hasta que se hayan disuelto. Vertemos en un bol y dejamos entibiar unos 15 minutos. Pasado el tiempo agregamos 250 g de queso mascarpone o cualquier queso crema. Mezclamos bien. Una vez lista esta crema de queso incorporamos la nata semi montada. Mezclamos.

Echamos una primera capa de nuestra mezcla en el molde que teníamos reservado. Igualamos. Sacamos nuestra gelatina de naranja de la nevera y y la colocamos en el interior de la tarta. Rellenamos con el resto de la mezcla. Igualamos y a la nevera un mínimo de 6 horas.

Pasado el tiempo, ya solo nos queda decorar nuestra tarta. Desmoldamos y quitamos el acetato. La colocamos en el plato de servir. Echamos por toda la superficie el jarabe de naranja que teníamos reservado. Colocamos unos cuantos gajos de naranja cortado a lo vivo y rematamos con unos pistachos verdes picados.

Cualquier duda, mira el vídeo.

CONVERSATION

Back
to top