TARTA DE CUMPLEAÑOS OTOÑAL


INGREDIENTES:

Para el bizcocho:
2 yogures naturales
6 huevos
6 medidas de yogurt de harina
4 medidas de yogurt de azúcar
2 medidas de yogurt de aceite de girasol
2 sobres levadura tipo Royal
Colorante alimenticio marrón, granate, naranja y amarillo
1 cd. de postre de cacao puro Valor

Para la buttercream:
500 grs. de mascarpone
250 ml. de nata para montar
5 grs. estabilizante de nata
250 grs. de azúcar glass
2 c/c de estracto de vainilla

Para el almíbar:
100 ml. de agua
1 c/s de azúcar
1 chorrito de cognac

PREPARACIÓN:

En un bol grande batimos los huevos. A continuación incorporamos los 2 yogures y el aceite. Cuando la mezcla sea uniforme le añadimos la harina tamizada junto con la levadura y el azúcar, y continuamos batiendo hasta conseguir una masa homogénea.

Precalentamos el horno a 180º. Vamos a hornear 6 mini bizcochos de diferentes colores, para ello utilizamos tinte en gel de los colores indicados y cacao para el de chocolate.

Vertemos 250 grs. de masa en un bol, añadimos la cucharada de cacao y mezclamos hasta conseguir un color homogéneo. Echamos la mezcla en un molde desmontable de 13 cm., al cual le ponemos papel vegetal en el "culo". También le pintamos de mantequilla las paredes y espolvoreamos harina. Introducimos en el horno durante 35 minutos a 180º. Para saber si el bizcocho está listo pincharemos el centro del mismo con un palillo. Si al pincharlo sale limpio significará que ya está.

Repetimos la misma operación pero sustituyendo el cacao por los diferentes tintes. Podéis echar tinte de cualquier color, yo he utilizado colores relacionados con el otoño.

Una vez horneados los 6 bizcochos reservamos en una rejilla hasta que estén totalmente fríos. Con ayuda de un cortador de tartas igualamos todos los bizcochos a la misma altura.

Antes de montar nuestra tarta, a mi me gustar napar el bizcocho con almíbar, para ello ponemos el agua, el azúcar y el cognac en un cazo y lo dejamos hervir durante 5 minutos. Dejamos enfriar un poco. Con un pincel pintamos nuestros bizcochos de almíbar, para mi ésta es la diferencia entre un bizcocho sabroso o no.

Preparamos el buttercream de mascarpone. Echamos la nata bien fría en un bol junto con el estabilizante de nata (no es necesario, pero ayuda a que monte mejor y se mantenga). Una vez montada reservamos en la nevera.

En otro bol batimos el mascarpone junto con el azúcar glass y el estracto de vainilla. Una vez bien mezclado, incorporamos la nata montada con la ayuda de una espátula. Lo hacemos con movimientos envolventes para evitar que baje.

La buttercream tiene mejor consistencia recién hecha. Así que es preferible decorar la tarta y guardarla decorada en la nevera.

Ahora empezaremos con la parte más creativa: "la decoración". Lo primero que vamos a hacer es rellenar nuestros bizcochos. Lo haremos con la misma buttercream, vamos colocando capas de bizcocho y entre ellas una buena capa de buttercream.

Untamos de buttercream toda la parte exterior e igualamos con ayuda de una espátula. Y colocamos los detalles que hemos realizado con glasa de diferentes colores.

Colocamos una vela en el centro... ¡y a soplar!

CONVERSATION

Back
to top