TARTA INCLINADA DE NATA Y FRESAS


Algunas veces, los que cocinamos tenemos que improvisar y eso es lo que, en esta ocasión, me ha pasado a mi. Por el capricho de mi horno, el bizcocho salió un poco extraño, en lugar de elevarse tal cual, sólo subió de un lado y quedó inclinado, tal y como se aprecia en las fotos. Al principio me mosqueó, pero luego pensé: "Pues mira, aprovecharé la inclinación de la tarta".

Así que, con inclinación aprovechada incluída, esta es mi aportación al MEMÒRIES D'UNA CUINERA de este mes, y con ella quiero felicitar a Juju y Moni por el primer aniversario de su fantástica propuesta.

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:

1 yogurt natural
3 huevos
3 medidas de yogurt de harina
2 medidas de yogurt de azúcar
1 medida de yogurt de aceite de girasol
1 sobre de levadura tipo Royal
Rayadura de 1 limón
Almíbar

Para la cobertura:
270 grs.de queso Philadelphia
Azúcar glass
1 c/c de esencia de vainilla
300 ml. de nata para montar 35,1%MG
Fresas

PREPARACIÓN:

Elaboración con Thermomix:

Echamos las peladuras del limón en el vaso de la Thermomix y programamos 5 segundos vel.10. Añadimos los huevos, el yogurt, el aceite, el azúcar y la levadura. Batimos 30 segundos vel. 3-5-7.

Ponemos la thermomix a velocidad 3, vamos incorporando la harina poco a poco por el brocal, cuando la hayamos echado toda, pasamos a velocidad 3-5-7 sin tiempo, hasta que esté todo bien mezclado.

Elaboración sin Thermomix: 

En un bol grande batimos los huevos. A continuación incorporamos el yogurt, el aceite y la ralladura de limón. Cuando la mezcla sea uniforme le añadimos la harina tamizada junto con la levadura y el azúcar, y continuamos batiendo hasta conseguir una masa homogénea.

Para ambos procesos:


Precalentamos el horno a 180º.

Ponemos papel de hornear en el fondo del molde, enmantequillamos las paredes y enharinamos, en este caso de 16 cm. Vertemos la mezcla anterior y horneamos durante unos 30 minutos, hacemos la prueba del palillo y si sale limpio ya lo tenemos. A media cocción tapo el bizcocho con papel de aluminio.

Dejamos enfriar el bizcocho, mejor hacerlo de un día para otro. Preparamos el almíbar. Abrimos por la mitad el bizcocho y lo pintamos con el almíbar. Reservamos.

Preparamos la buttercream. En un bol vertemos el queso tipo Philadelphia, añadimos azúcar glass (al gusto) y con ayuda de unas varillas mezclamos, incorporamos la esencia de vainilla. Vamos añadiendo azúcar y mezclando hasta que tenga el dulzor deseado.

Rellenamos la tarta y unimos las dos mitades. Cubrimos la tarta e igualamos por todas partes. Introducimos en la nevera para que la buttercream se enfrie de nuevo.

Montamos la nata. A medio montar, incorporamos azúcar glass al gusto. Metemos la nata montada en una manga pastelera con la boquilla 124 de Wilton. Reservamos en la nevera.

Lavamos y secamos bien con papel de cocina las fresas. Cortamos a pequeños cuadrados y cubrimos toda la parte superior de la tarta. Para finalizar, con la manga decoramos con volantes de nata toda la tarta.

CONVERSATION

Back
to top