ÍNDICE DE RECETAS    |    UTENSILIOS DE COCINA    |    TABLA DE EQUIVALENCIAS   |   RESTAURANTES    |    SOBRE MÍ / CONTACTO    |    THE MJ COOKING SHOW / VÍDEOS
________________________________________________________________________________________________________________________________________________

27 de abril de 2012

RAVIOLI DI POMODORO AL ACEITE DE TRUFA


INGREDIENTES: 8 raviolis

Para la pasta fresca:
2 huevos
Harina (el doble que el peso de los huevos)
4 c/c de polvo de tomate
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Para el relleno:
1 calabacín
1 manzana
2 cebollas
8 lonchas de mozzarella
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Azúcar

Para el aceite de trufa:
Aceite de oliva virgen extra
Trufa negra rallada

PREPARACIÓN:

Lavamos el calabacín. Lo cortamos con ayuda de una mandolina. En lugar de cortarlo en vertical, lo hacemos en diagonal para conseguir lonchas más grandes. Salamos ligeramente. Ponemos una sartén con 1 c/c de aceite de oliva y lo hacemos a la plancha. Reservamos.

Lavamos la manzana. Con ayuda de un descorazonador le quitamos el corazón. Cortamos la manzana con la mandolina, así conseguiremos rodajas del mismo grosor que el calabacín. Ponemos una sartén a calentar. Añadimos 1 c/c de azúcar. Cuando se haya hecho caramelo echamos la manzana. Dejamos 1 minuto para que caramelice bien. Espolvoreamos otra c/c de azúcar sobre la superficie de arriba de la manzana y le damos la vuelta. Dejamos caramelizar y retiramos. Procedemos de igual manera con el resto de las rodajas de manzanas. Reservamos.

Pelamos las cebollas. Cortamos en juliana. Ponemos una sartén con 1 c/s de aceite de oliva. Incorporamos la cebolla y echamos una pizca de sal. Dejamos que se vaya haciendo, cuando empiece a dorarse echamos un poco de agua y dejamos que reduzca, así sucesivamente hasta que esté caramelizada a nuestro gusto. Reservamos.

Para el aceite de trufa, rallamos un poco de trufa en un bol, añadimos aceite de oliva virgen extra y dejamos macerar durante mínimo 2 horas.

Una vez preparado todo el proceso para el relleno hacemos la pasta.

Elaboración con Thermomix:

Cascamos los huevos y los pesamos en el vaso de la Thermomix. Ponemos la báscula a 0 y añadimos justo el doble de harina. Añadimos 1 c/p de aceite de oliva, 1 c/c de sal y 3 c/c de polvo de tomate. Cerramos el vaso de la Thermomix y mezclamos 15 seg., vel. 6. Amasamos 2 min., vel. Espiga.

Elaboración sin Thermomix:

En un bol pequeño cascamos los huevos sobre una báscula y los pesamos. Reservamos. En otro bol grande vertemos la harina. Echamos la sal y removemos con las manos. Hacemos un agujero en medio y cascamos el huevo. Añadimos el aceite y el polvo de tomate. Mezclamos con las manos.

Vamos incorporando la harina con el huevo. Una vez bien mezclado, espolvoreamos harina en el mármol bien limpio y vamos amasando hasta obtener una masa fina y elástica. Si se nos pega vamos espolvoreando harina poco a poco hasta que no se nos pegue en las manos.

Para ambos procesos:

Sobre una superficie limpia espolvoreamos un poco de harina. Amasamos ligeramente la masa hasta que se forme una pasta homogénea. Cortamos en 4 porciones.

Preparamos la máquina de hacer la pasta. Ponemos la rueda de los rodillos en el número correspondiente al grosor más ancho. Pasamos uno de las porciones por los rodillos, vamos reduciendo el grosor, doblamos la masa y pasamos de nuevo, así sucesivamente hasta llegar al grosor más fino.

Enharinamos una superficie limpia y dejamos la pasta secar ligeramente. Hacemos el mismo proceso con el resto de porciones (ver video orientativo).

Seguidamente, con ayuda de un molde redondo de 12 cm (debe ser 1 cm más grande de diámetro que el relleno) cortamos los discos de pasta. De cada porción de pasta nos sale para 2 raviolis, es decir 4 círculos.

Para hacer los raviolis colocamos un círculo de pasta, seguidamente ponemos una rodaja de manzana caramelizada, a continuación ponemos rodajas de calabacín hasta cubrir la misma superficie que la manzana. Seguimos con una loncha de queso mozzarella y acabamos cubriendo el queso con la cebolla caramelizada. Pintamos con agua el borde de la pasta y seguidamente ponemos el otro círculo de pasta. Presionamos ligeramente todo el borde para que ambos círculos queden bien sellados. Seguimos el mismo proceso para el resto de raviolis.

Ponemos una olla con abundante agua. Cuando rompa a hervir, salamos el agua ligeramente y bajamos el fuego. El agua no debe hervir a borbotones pues si no pueden romperse los raviolis. Los dejamos hervir durante 2 minutos (tiempo suficiente, pues es pasta fresca). Los he cocido de dos en dos para evitar que se peguen, aunque esto dependerá del tamaño de la olla. Dejamos escurrir y presentamos.

En un plato ponemos 2 raviolis. Bañamos con el aceite de trufa y espolvoreamos un poco de polvo de tomate. Decoramos con unas hojas de albahaca.

Una mezcla sorprendente y deliciosa de sabores.

...

Esta receta ha obtenido el 1º PREMIO en el concurso "Cocina con Uno de Dos", organizado por Pam, del blog 'Uno de Dos'.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...