ROSCO DE HOJALDRE CON NATA


¿Os han llegado invitados sorpresa y no tenéis nada de postre? ¿Os apetece daros un homenaje por muy poquito dinero? ¿Queréis quedar bien y regalar un postre que no sea complicado? Pues esta es la solución, hecho con ingredientes de "fondo de armario". Ingredientes imprescindibles que nos pueden sacar de más de un apuro...

INGREDIENTES: 4 personas

2 láminas rectangulares de hojaldre
500 ml. de nata para montar
Azúcar glass
1 huevo (opcional)

PREPARACIÓN:

Extendemos ambas láminas una encima de otra. Con ayuda de un aro grande o de un plato o una tapadera cortamos un círculo grande encima de las láminas de hojaldre y con otro más pequeño cortamos el agujero central.

Pintamos el hojaldre con huevo batido (opcional) e introducimos en el horno precalentado a 180ºC durante 15-20 minutos, hasta que esté dorado.

La nata la tendremos reservada en la zona más fría de la nevera. La vamos a montar con ayuda de unas varillas o robot. Espolvoreamos azúcar glass al gusto y montamos. Introducimos en una manga pastelera y reservamos en la nevera.

Partimos el rosco por la mitad, con cuidado de que no se rompa y reservamos. Lo rellenamos de nata. Colocamos la parte del rosco que hemos reservado y espolvoreamos con azúcar glass.

Y con los restos hacemos pastelitos pequeños que también podemos rellenar con nata y frutas.

CONVERSATION

Back
to top