BRAZO DE GITANO "TE QUEREMOS PAPÁ"


Hoy me gustaría felicitar a todos los papás, en especial al mío y al de mis niños, claro. Y, de paso, también a todos los José, Josefa, MªJosé y resto de nombres que hoy celebran su Santo. Mi hijo Hugo ha hecho el diseño de este brazo de gitano, es una técnica bastante resultona que aprendí de SandeeA y con la que podéis poner el mensaje o dibujo que os apetezca. Aunque Sara no ha contribuido, porque habría destrozado la obra de su hermano, también felicita a su papá.

Os dejo otra versión para que os hagáis una idea de las posibilidades que tiene esta decoración: Brazo de gitano "Arco Iris".

Sé que el acabado final no es del todo bueno, es lo que tienen las prisas y cortar el extremo de la plancha con un cortapizzas, jajaja. Recordad hacerlo con un cuchillo de sierra, pero fue lo que tenía más a mano mientras preparaba el brazo de gitano e intentaba hacer la foto a la vez que el "susodicho" papá rondaba por la casa. Prometo que el próximo me quedará mejor... ;-)

INGREDIENTES:

Para la decoración del bizcocho:
1 clara de huevo
40 grs. de harina
30 grs. de azúcar
30 grs. de mantequilla
Colorantes en gel

Para la plancha del bizcocho:
4 huevos
120 grs. de harina
120 grs. de azúcar
1 pizca de sal

Para el relleno:
500 ml. de nata para montar 35% MG
100 grs. de crema de mascarpone
50 grs. de azúcar
Fresas

PREPARACIÓN:

En primer lugar preparamos el dibujo que queremos plasmar en nuestra plancha de bizcocho. El dibujo, como no podía ser de otra manera, lo hizo Hugo para su papá. En una hoja de papel de cocina, dibujamos lo que nos apetezca y le damos la vuelta para que luego nos quede del derecho.

Preparamos la mezcla para la decoración. En un bol mezclamos todos los ingredientes. He separado la mezcla en  2 boles, pues quería hacer dos colores. Vamos añadiendo el tinte en cada bol y mezclamos. Metemos cada mezcla en una manga pastelera con boquilla muy fina (yo usé la nº 3 de Wilton). Ahora es cuestión de ir rellenando el dibujo que hemos hecho previamente. Una vez relleno todo el dibujo, lo metemos en el congelador.

Para el relleno, montamos la nata junto con el azúcar. Una vez montada le añadimos el queso mascarpone y las fresas cortadas. Para conseguir esta forma tan redonda, lo he puesto sobre papel film y lo he enrollado hasta dejarlo "redondito". Reservamos en el congelador durante 2 de horas.

Precalentamos el horno a 170º. Calor arriba y abajo.

Para el bizcocho, batimos los huevos a temperatura ambiente junto con el azúcar hasta que tripliquen su volumen. En un bol mezclamos una pizca de sal y la harina con la ayuda de una espátula. Tamizamos e incorporamos a la mezcla de los huevos con movimientos envolventes para evitar que la masa baje. Vertemos sobre el papel que hemos decorado anteriormente y teníamos reservado en el congelador.

Introducimos en el horno durante 10 minutos. Pasado este tiempo, lo dejamos enfriar sobre una rejilla unos minutos. Una vez frío, retiramos con cuidado el papel de hornear. Para evitar que se nos rompa al doblar, colocamos la plancha de bizcocho sobre un paño de cocina húmedo y lo enrollaremos. Lo reservamos durante 15 minutos.

Finalmente, colocamos la plancha de bizcocho sobre una superficie plana. Ponemos el relleno que teníamos reservado en el centro de la plancha y doblamos con cuidado.

CONVERSATION

Back
to top