TARTA SACHER | Videoreceta



La Sacher es, sin duda, una de mis tartas favoritas y, a buen seguro, también lo será de muchos de vosotros. Es justo como tiene que ser: con el chocolate necesario, nada empalagosa y un bizcocho delicioso. Puesto que el bizcocho de chocolate es un básico que usaré para otras tartas (y, en el fondo, podéis hacer el bizcocho que queráis), le he dedicado un vídeo aparte. Podéis verlo en mi canal de YouTube: BIZCOCHO DE CHOCOLATE.

Posiblemente, lo más difícil de conseguir en esta tarta sea un buen glaseado. No diré perfecto, puesto que para eso deberíamos llevar 20 años dedicados a "full time" a la repostería. Para nosotros, que la cocina es pura afición (y amor, mucho amor), nuestro objetivo debe ser conseguir un glaseado, como mínimo, digno. Y en este vídeo vengo a demostrar que no hay que tirar la toalla, y si el glaseado no sale bien a la primera (porque la receta no está bien explicada o por nuestra propia inexperiencia), pues ningún problema, improvisamos y tema arreglado. Al final, tenemos una preciosa y más que digna tarta Sacher ¡con doble glaseado! ;-)

VIDEORECETA. PARTE I


VIDEORECETA. PARTE II


TARTA SACHER

INGREDIENTES:

Para el bizcocho (molde de 22 cm):
110 g de mantequilla punto pomada
110 g de azúcar glas (o impalpable)
110 g de azúcar normal
110 g de almendras
6 huevos L a temperatura ambiente
150 g de chocolate negro para fundir
100 g de harina de trigo
10 g de levadura química Royal (polvo de hornear)

Para el almíbar:
50 ml. de agua
50 g de azúcar normal
1 cucharada/sopera de mermelada de albaricoque

Para el relleno:
750 g de mermelada de albaricoque

Para el glaseado:
100 ml. de nata para montar (crema para batir)
150 g de chocolate para fundir
30 g de mantequilla sin sal
2 cucharadas/soperas de agua

Utilidades:
Cómo hacer el bizcocho de chocolate
Tabla de equivalencias
Dónde comprar mis utensilios

PREPARACIÓN:

Preparamos el bizcocho. Hervimos en agua durante un minuto las almendras crudas para pelarlas fácilmente. Las ponemos en una bandeja de horno para hornearlas (150ºC durante 15-20 minutos). Una vez tostadas las trituramos y reservamos.

Vamos a montar las claras, para ello separamos las claras de las yemas. Cuando estén a medio montar añadimos el azúcar glas. Las claras no han de quedar muy duras, que no formen picos, es decir, semimontadas.

En el microondas derretimos el chocolate en intervalos de 15 segundos, y removiendo entre golpe de micro y micro.

En un bol echamos la mantequilla punto pomada junto con el azúcar y montamos hasta que blanquee. Vamos incorporando las yemas de una en una sin dejar de batir. Echamos las almendras molidas mientras seguimos batiendo. Bajamos los restos de las paredes y batimos un poco más. Con la batidora parada añadimos el chocolate entibiado. Batimos hasta que se mezclen bien todos los ingredientes. Una vez batida, echamos las claras batidas a la mezcla en 3 partes y mezclamos con movimientos envolventes. Por último tamizamos la harina junto con la levadura tipo Royal e incorporamos a nuestra mezcla. De igual manera con movimientos envolventes para evitar que la masa se nos baje.

Forramos el fondo de un molde desmontable con papel vegetal y cortamos el sobrante. Enmantequillamos el molde y lo enharinamos. Y echamos nuestro bizcocho en él. Horneamos a 170ºC durante 45-55 minutos, yo lo dejo 30 minutos y luego lo tapo con papel de aluminio para que no se me queme. A partir del minuto 45, lo voy horneando de 10 en 10 minutos y comprobando con un palillo si ya está.

Una vez frío el bizcocho, lo dividimos en tres partes. Ponemos palillos para luego volver a montar el bizcocho por la misma zona. Igualamos también un poco por encima, y damos la vuelta al bizcocho, dejándolo sobre una rejilla. Dejamos la primera parte y la pintamos con un almíbar que hemos hecho con agua, azúcar y 1 cucharada de mermelada de albaricoque. Hervimos durante 5 minutos y lo dejamos enfriar antes de usarlo. Ahora cubrimos bien con mermelada de albaricoque. A ser posible, casera. Pintamos con el almíbar la parte de abajo del siguiente bizcocho. Lo colocamos justo encima haciendo coincidir los palillos y volvemos a pintar con el almíbar. Lo cubrimos totalmente con más mermelada. Repetimos la misma operación con la última parte. Al final acabamos con la parte de abajo del bizcocho, que queda totalmente recta. Cubrimos toda la tarta con mermelada de albaricoque, incluso los bordes, intentando que quede lo más lisita posible.

Vamos a preparar el glaseado. Para ello echamos nata para montar en un cazo. Cuando rompa a hervir, lo retiramos del fuego e incorporamos el chocolate troceado. Removemos hasta que esté totalmente disuelto. Incorporamos la mantequilla y removemos. Si lo vemos muy espeso, podemos añadir un par de cucharadas soperas de agua para hacerlo más líquido. Lo añadimos a la tarta caliente, el chocolate debe cubrir la tarta sin necesidad de manipularlo.

Finalmente, escribimos el nombre de la tarta.
Cualquier duda, mira el vídeo.
Receta vista en Chocolatisimo.


CONVERSATION

Back
to top