MOUSSE DE CHOCOLATE BLANCO CON CHOCOLATE NEGRO Y FRESAS


¡Feliz día de los Enamorados! A pesar de que es un día bastante comercial, yo le sigo viendo la parte romántica y, además, no sólo para celebrar el amor con la pareja, también con todos nuestros seres queridos. De hecho, esta mañana, el segundo en felicitarme San Valentín ha sido mi hijo Hugo, y me ha encantado. Desde el móvil de su padre, me ha llenado el whatssap de corazones y de "mamá te quiero mucho, más que a nada en el mundo" seguido de un "me voy a ver la tele". ¡Genial! ;-P

Por cierto, este postre, si os dáis prisa, lo podéis preparar esta noche para una cena bien romántica...

INGREDIENTES: 6 personas

180 g de chocolate blanco
360 ml de nata para montar
1 clara de huevo

Para la decoración:
6 fresas
6 chocolatinas

PREPARACIÓN:

Ponemos el chocolate troceado en un bol y derretimos al microondas. Hemos de seleccionar una temperatura media y derretirlo en intervalos de 20 en 20 segundos. Cuando la mitad del chocolate esté derretido, batimos con unas varillas y, con el calor residual, se acabará derritiendo el resto. Reservamos.

Ponemos 100 ml de nata en un cazo y dejamos que rompa a hervir. Vertemos esta nata sobre el chocolate y vamos removiendo hasta conseguir integrar ambos ingredientes. Acabamos de mezclar con unas varillas para deshacer posibles grumos. Dejamos entibiar durante 10 minutos.

Montamos el resto de la nata que tendremos bien fría. No es necesario añadirle azúcar, puesto que el chocolate blanco es bastante dulce. Una vez montada, iremos echando justo por el borde del bol y frenando la caída del chocolate con una espátula. Lo echamos en 2 o 3 veces y vamos mezclando con la espátula con movimientos envolventes, debemos evitar que la nata se nos baje. Reservamos.

En un bol limpio montamos la clara de huevo. Debe estar bien montada, hasta que volteemos el bol y no se nos caiga el merengue. Echamos en dos o tres veces la clara en el bol de la nata y lo integramos con ayuda de una espátula y movimientos envolventes. Una vez bien integradas ambas mezclas, lo vamos sirviendo en vasos de cristal. Tapamos con film transparente y reservamos en la nevera durante un mínimo de 6 horas, lo ideal es comerlo a las 24 horas.

Para presentar esta mousse, cortamos una fresa bien limpia, la abrimos y la colocamos encima. También colocamos una chocolatina hecha con chocolate negro, utilizando un molde de Silikomart. Si no tenéis el molde, podéis poner un trocito de una tableta de chocolate.

¡Una delicia apta para los muy golosos!

CONVERSATION

Back
to top