PAN DE MOLDE | VIDEORECETA



Seguimos con la serie de panes sencillos, ideales para los que estamos iniciándonos en esto del pan. Hacer pan en sí no es demasiado complicado, es más cuestión de "pa-ciencia", como dice Xavier Barriga. Con estos panes para novatos no hace falta tener muchas pretensiones, basta con querer probar un pan recién hecho por nosotros mismos. Os aseguro que el resultado os encantará y el olor que queda en la casa nos alimentará por si solo.

La receta de este fantástico pan de molde se la vi a Mar, de Gastronomía y cía, una PANARRA con mayúsculas. La conocí hace poco, durante el #ILikeCórdoba, y fue un auténtico placer compartir, con ella y Javier, tantas horas y buenos momentos durante aquel viaje. Una receta con garantía, de las que no fallan, y que os alegrará el día cuando veáis el resultado.

VIDEORECETA


THE MJ COOKING SHOW (3x43)
DELEITANDO A MIS INVITADOS: Pan de molde

INGREDIENTES: pan de 1kg

425 g de harina panificable (o de fuerza)
10 g de levadura fresca
1 huevo M
45 g de aceite de oliva virgen extra
180 g de leche
5 g de azúcar
10 g de sal

Medidas del molde:
25 cm. de largo x 12 cm. de ancho x 9 cm. de alto

Utilidades:
Tabla de equivalencias

PREPARACIÓN:

En primer lugar deshacemos la levadura en la leche tibia, removemos con un tenedor para disolverla totalmente.

Echamos la harina en el bol del robot donde vamos a amasar todos los ingredientes. A continuación echamos la leche, el huevo, el aceite de oliva, la sal y el azúcar. Ponemos el accesorio de amasar. Empezamos amasando a una velocidad baja, para evitar llenarlo todo de harina. Amasaremos durante 8-10 minutos.

Mientras, echamos un chorrito de aceite de oliva en el molde y untamos con un papel de cocina o un pincel. He usado un molde especial para pan de molde, pero podéis hacerlo en un molde de plumcake. Pintamos un bol también con aceite de oliva.

Pasado el tiempo de amasado, obtendremos una masa fina, elástica y un poco pegajosa, aunque manejable. Despegamos la masa de la varilla y las paredes. Espolvoreamos un poco de harina en la superficie de trabajo. Volcamos la masa y espolvoreamos un poco más de harina. Hacemos una bola con la masa y la dejamos en el bol que teníamos pintado con aceite. Cubrimos con un trapo y dejamos levar durante 1-2 horas o hasta que doble su volumen.

Volvemos a espolvorear con harina la superficie y volcamos la masa. Le damos forma alargada estirándola, hasta conseguir la medida del molde. Introducimos la masa en el molde y presionamos para conseguir cubrir toda la superficie. Pintamos con aceite de oliva, y volvemos a tapar. Dejamos reposar hasta que doble o triplique su tamaño, yo lo he dejado hasta que ha llegado al borde del molde. Unas 2 horas aproximadamente.

Precalentamos el horno a 200ºC. Cuando la masa esté lista bajamos el horno a 180ºC y horneamos durante 35-40 minutos opción arriba abajo. A media cocción si se dora por encima, podemos tapar con papel de aluminio.

Una fuera del horno, dejamos durante 5 minutos encima de una rejilla y desmoldamos. Es importante no dejarlo más tiempo en el molde, pues sino cogerá humedad. Lo dejamos enfriar totalmente sobre la rejilla. Una vez frío ya lo tendremos listo para cortar.

Cualquier duda, mira el vídeo.



CONVERSATION

Back
to top