TARTA DE MANZANA CON CREMA PASTELERA | Videoreceta



Todavía recuerdo la primera vez que vi esta tarta, me quedé alucinada, fue amor a primera vista y sabía que algún día la haría.

Digamos que he tardado un poquito más de lo esperado en hacerla, ¡como unos 3 años! ;-) Desde esa primera vez, luego he visto algunas versiones, pero no fue lo mismo, aquella imagen me cautivó. Pero, si juntamos el hecho de que no soy muy de tartas de manzana y que no me vuelve loca la crema pastelera, pues eso... ¡que no veía la ocasión! Y es que la única tarta de manzana que me encanta es la sencilla, es decir, la de hojaldre y fruta, sin más. Ahora bien, esta es mucho más completa y, seguro, que al 90% de vosotros os  gusta bastante más.

Dejo la receta partida en dos vídeos. Por un lado, la crema pastelera, que la usaremos como básico para hacer otras recetas. Y por otro lado, la tarta de manzana en sí. ¡Espero que os guste!

Receta adaptada de la que vi a Yoli, de Вкусно с Йоли.

VIDEORECETAS



THE MJ COOKING SHOW (3x56)
DULCE Y PELIGROSA: Tarta de manzana con crema pastelera

INGREDIENTES: molde de 23 cm.

1 lámina de hojaldre
70 g de azúcar
2 cucharadas de zumo de limón
2 cucharadas de mantequilla derretida
4 manzanas Royal Gala

Para la crema pastelera:
1/2 vaina de vainilla
375 ml de leche
90 g de azúcar
30 g de maizena
3 yemas de huevo

PREPARACIÓN:

CREMA PASTELERA

Abrimos la vaina de vainilla por la mitad con ayuda de una puntilla. Raspamos con el cuchillo para extraer las semillas y las echamos en un cazo. Si no tenéis vainas, podéis usar pasta o esencia de vainilla. Vertemos la leche en el mismo cazo que las semillas de vainilla y ponemos al fuego hasta que rompa a hervir. Retiramos del fuego.

En un bol echamos el azúcar, la maizena y las yemas de huevo. Batimos con unas varillas hasta obtener una masa homogénea. Añadimos la leche infusionada poco a poco, sin dejar de remover. Echamos la mezcla resultante nuevamente en el cazo y ponemos a fuego lento sin dejar de remover hasta que espese. Esto nos llevará un ratito. Echamos en un bol limpio y tapamos con film a ras de la crema hasta que se enfríe. Al taparla evitaremos que se cree una costra en la superficie.

Una vez fría la reservamos en la nevera, la debemos utilizar como máximo en tres días.

TARTA DE MANZANA

Desenrollamos la masa de hojaldre, en esta ocasión la he comprado redonda para que se adapte mejor al molde. Pintamos el molde con mantequilla derretida. Y colocamos la masa apretando desde el centro hasta el borde. Apretamos bien para adaptar la masa al molde. Quitamos el papel y cortamos el sobrante de masa. Reservamos en la nevera hasta su utilización.

Vamos a preparar el almíbar donde bañaremos las manzanas para que no se oxiden. Es muy sencillo: azúcar, zumo de limón y mantequilla derretida. Batimos bien y reservamos. Para hacer los pétalos de manzana en forma de rosas yo he utilizado manzanas de la variedad "Royal Gala", para que destaque el color de la piel del resto de la manzana. Cortamos las dos mitades de la manzana evitando el hueso y después los dos laterales.

Para cortar una especie de medias lunas, he utilizado una mandolina, de esta manera conseguiré trozos muy finos y del mismo grosor. Tal y como vamos cortando las manzanas las vamos echando en el almíbar y remojamos bien. Aparte de que no se oxiden, también conseguiremos que se reblandezcan.

Rellenamos nuestra tarta con la crema pastelera. Repartimos uniformemente, la cantidad dependerá de vuestro gusto, yo he puesto como un dedo aproximadamente de grosor. Enrollamos una lámina de manzana sobre si misma. La colocamos en el centro de la tarta y vamos envolviéndola con más láminas. La rosa central la he hecho más grande, para el resto de rosas he utilizado 4 láminas por cada rosa.

Colocamos nuestras rosas de manzana desde el centro de la tarta hacia las paredes. Un truco: si no podéis enrollar las láminas sin que se rompan, calentadlas 2 minutos a máxima potencia en el microondas y conseguiréis ablandarlas. Cuando ya tengamos nuestra tarta casi cubierta, iremos adaptando el tamaño de las rosas a los huecos que nos queden.

Precalentamos el horno a 200ºC. Horneamos durante 40 minutos a 180ºC si os gustan las manzanas un pelín al dente, o 50-60 minutos si os gustan más blanditas.

El resultado en cualquier caso será una preciosa tarta que, además, está riquísima.

Cualquier duda, mira el vídeo.


CONVERSATION

Back
to top