CHEESECAKE SALADA CON TOMATES CONFITADOS | VIDEORECETA


Todavía recuerdo el día que vi esta tarta en el blog de Sandra, casi me caigo de la silla, bueno como casi todas las recetas que veo de ella. Estaba mirando la pantalla y ya me imaginaba haciendo mi versión y probándola. Creo que para otra vez cambiaré las galletas por otro tipo, unas galletas María por ejemplo, y pondré la mantequilla salada. Más que nada porque las cracker están muy ricas, pero se deshacen, seguramente con las María quedará una mejor textura.

Con respecto a la receta original, he cambiado el tipo de queso y, sobre todo, el cambio más destacado ha sido cambiar los tomates en crudo por unos cherrys confitados. Luego, vosotros mismos, las dos versiones están para chuparse los dedos. Eso sí, como digo en el vídeo, una recomendación: avisad a vuestros comensales de que esta tarta es salada, uno se puede llevar un chasco si espera comer algo dulce y resulta salado.

VIDEORECETA


TARTA DE QUESO SALADA

INGREDIENTES: molde 18 cm

Para la base:
200 g de galletas saladas
100 g de mantequilla sin sal

Para el relleno:
300 g de queso mascarpone (o cualquier queso tipo crema)
150 g de queso parmesano rallado
2 huevos M
1 pizca de sal
1 pizca de pimienta negra

Para la cobertura:
330 g de tomates cherrys variados
25 g de azúcar
25 ml de aceite de oliva virgen extra
1 chorrito de vinagre de Módena (al gusto)
Albahaca seca
Albahaca fresca

Utilidades:
Tabla de equivalencias

PREPARACIÓN:

Trituraos 200 g de galletas saladas, tipo cracker. Añadimos 100 g de mantequilla derretida y mezclamos, hemos de humedecer toda la galleta. Echamos la mezcla sobre un molde desmontable, cuya base forramos con papel vegetal, también pintamos las paredes con mantequilla. Con ayuda de una cuchara, repartimos bien toda la galleta, hemos de cubrir toda la base y las paredes del molde. Reservamos en la nevera mientras preparamos el relleno.

09.-Rallamos 150 g de queso parmesano.
En un bol echamos 300 g de queso crema (yo he puesto mascarpone.). Cascamos e incorporamos los dos huevos, un poco de pimienta negra recién molida, una pizca de sal y 150 g de queso parmesano rallado. Batimos hasta conseguir integrar todos los ingredientes.

Rellenamos el molde con la mezcla. Repartimos bien por todo el molde y alisamos. Y al horno precalentado a 180ºC durante 40 minutos.

Para la cobertura voy a hacer unos cherrys confitados, pero si queréis podéis poner los cherrys partidos por la mitad y aderezados en crudo, tal y como hizo SandeeA. En una fuente de horno echamos 330 g de tomates cherrys variados, ya lavados. Añadimos 25 ml de aceite de oliva virgen extra, vinagre de Módena al gusto; 25 g de azúcar y un poco de albahaca seca. Mezclamos bien y al horno, precalentado a 200ºC durante 40 minutos.

Desmoldamos la tarta, recortamos el exceso de galleta y la colocamos en el plato de presentación. Con ayuda de unas pinzas vamos cubriendo toda la superficie de la tarta con los tomatitos cherrys confitados. Salseamos con todo el jugo sobrante. Finalizamos con unas hojitas de albahaca fresca.

Cualquier duda, mira el vídeo.

CONVERSATION

Back
to top