ROSBIF (ROAST BEEF) CON ENSALADA FRÍA DE PATATAS | VIDEORECETA


Ya sabéis que me encanta la cocina internacional, aunque en realidad me gusta hacer un poco de todo, soy una "chica todoterreno" y lo mismo os plancho un huevo que os frío una corbata. La cuestión es que hoy vamos a hacer un Roast Beef, plato de ternera al horno típico de la cocina inglesa, que puede degustarse tanto frío como caliente. En esta ocasión, lo acompañaremos de una deliciosa ensalada de patatas.

Estas últimas semanas están siendo de locos, tengo la sensación de que quiero hacer demasiadas cosas y no sé si llego a todas. Por ello, respecto a todo lo relacionado con la cocina y el blog, y pensando en mi "salud mental", he decidido organizarme un poco. Cosa rara en mí, que soy más impulsiva que ordenada. De momento, a partir de ahora publicaré una receta dulce los lunes y una salada los jueves. Dos recetas a la semana como hasta ahora, pero claramente diferenciadas, pues sobre todo en YouTube el público te suele seguir por un tipo de recetas u otras. Habrá más cambios.

Por último, quiero aprovechar, aunque seguro que muchos ya lo habéis visto, para anunciar una nueva colaboración con BRA, que me hace mucha ilusión. Y no sólo por los productos, que me encantan, sino porque me dará nuevamente la oportunidad de hacer cosas con todos los que seguís el blog (sorteos, talleres...), además de tener un equipazo detrás, que lo hacen todo muy fácil. ¡Gracias Carolina, Enrique y Claudia!

VIDEORECETA


ROAST BEEF CON ENSALADA FRÍA DE PATATAS

INGREDIENTES: 2-4 personas

700 g de lomo bajo de ternera (salpimentado, cubierto de tocino ibérico y atado)
15-20 patatas baby
8-10 cebollas baby
Hierbas frescas (salvia, romero, tomillo)
Aceite de oliva virgen extra
Agua (250 ml + 100 ml)
100 ml de Pedro Ximénez
4 pepinillos en vinagre
8 alcaparras
2 anchoas
Pimienta
Sal

PREPARACIÓN:

Partimos de una pieza de ternera, que en este caso ya viene preparada, es decir la carne salpimentada, envuelta en tocino ibérico y atada. En Inglaterra se sirve con una salsa de rábano picante y el clásico Yorkshire pudding, yo lo voy a acompañar con una ensalada fría de patatas.

En una fuente de horno echamos las cebollas baby enteras y sin la primera piel dorada. Añadimos unas hierbas frescas, yo he puesto Salvia, romero y tomillo, pero podéis añadir las que más os gusten. Incorporamos las patatas baby y las aplastamos para que se acaben de cocer. Las patatas se han cocido anteriormente en un cazo con abundante agua hirviendo durante 10-15 minutos. Salpimentamos. Echamos un chorrito generoso de aceite de oliva virgen extra y 250 ml de agua.

Colocamos una rejilla sobra la bandeja y ponemos encima la pieza de carne. Si tenéis la posibilidad de poner un termómetro en el interior de la carne, podréis obtener más fácilmente el punto de cocción deseado. Para mi el punto perfecto se alcanza a 60ºC. Hemos precalentado el horno a 240ºC y, una vez precalentado, bajamos la temperatura a 210ºC. Horneamos  durante 18 minutos, opción arriba-abajo. El tiempo lo podéis calcular de entre 10-15 minutos por cada 450 g de carne. Pasado el tiempo ya tenemos el rosbif al punto. Antes de cortarlo dejaremos que se enfríe. De hecho, es mucho mejor comerlo de un día para otro. Lo podemos conservar durante 1 semana aprox en la nevera e ir loncheando a medida que lo necesitemos. Es muy típico utilizarlo para sandwiches. También podéis congelarlo durante un par de horas y así lo podréis lonchear más finamente.

Quitamos las hierbas y reservamos patatas y cebollitas en un bol dentro de la nevera hasta su consuminición. Los jugos los colamos en un cazo para reducirlos. Añadimos un vaso de café de agua y la misma medida de Pedro Ximénez (o vino de Oporto). Dejaremos reducir a fuego medio hasta dejar el jugo a la mitad. Yo lo he dejado 30 minutos.

Para rematar la ensalada picamos los pepinillos en vinagre, las alcaparras, 2 anchoas y lo incorporamos todo al bol de las patatas y las cebollas. Añadimos un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Vamos ya a presentar el plato. Cortamos las cuerdas del rosbif y fileteamos la cantidad que necesitemos, lo serviremos a temperatura ambiente. Acompañamos con la ensalada y salseamos con nuestra salsa reducida el rosbif. Dejaremos en el mesa la salsera para que cada uno en su plato se sirva más salsa.

Cualquier duda, mira el vídeo.

CONVERSATION

Back
to top