TARTA DE QUESO SIN HORNO con mermelada de cerezas


La tarta de queso es mi postre favorito. En el canal tenéis bastantes recetas de cheesecake y hasta una loca ruta por Nueva York buscando cual es la mejor. Siempre he dicho que me gustan más las horneadas, pero con la llegada del calor, esta receta sin tener que encender el horno es realmente buena. La he preparado ya varias veces y, bien acompañada, es sin duda la tarta de queso (sin horno) definitiva. Los ingredientes de la receta son los típicos, nada extraño, lo que hace que esta tarta de queso sea tan increíble es la proporción entre ellos y la cantidad de gelatina. 

PROMOCIÓN: La amasadora kMix que uso en el vídeo cuenta con un potente motor de 1.000W, por lo que podrá amasar sin esfuerzo desde espumas hasta masas densas. Además, su bol de aluminio con asa tiene una capacidad de 5L. Tienes un 15% de descuento adicional en cualquier compra de la tienda online de Kenwood usando el código "MJ15".

RECETA EN VÍDEO


TARTA DE QUESO SIN HORNO

INGREDIENTES:

120 g de galletas María
100 g de mantequilla sin sal
500 g de queso tipo Philadelphia
200 g de yogur griego
100 g de azúcar
100 ml leche
5 hojas de gelatina 

Para la mermelada de cerezas:
300 g de cerezas
85 g de azúcar 
Zumo de 1/2 limón
200 ml de agua
2 hojas de gelatina

Utilidades:
Tabla de equivalencias
Dónde comprar mis utensilios

PREPARACIÓN:

Comenzamos preparando la base. Trituramos 120 g de galletas María junto con 100 g de mantequilla derretida sin sal. Una vez bien triturado volcamos la galleta sobre un molde desmontable de 18 cm cuyo fondo hemos forrado con papel vegetal. Repartimos bien la galleta a la par que la vamos aplastando. Reservamos en el congelador mientras preparamos el relleno. 

En un cazo echamos 100 ml de leche. Por otro lado, ponemos a hidratar 5 hojas de gelatina en agua fría. Pasados 5 minutos ya estará hidratada. La escurrimos y echamos en el cazo con la leche cuando justo rompa a hervir. Apagamos el fuego y removemos bien hasta que la gelatina se haya disuelto por completo. Pasamos la leche a otro recipiente para que se atempere un poco. Tenemos 500 g de queso Philadelphia en el vaso de nuestra amasadora Kmix. Echamos 200 g de yogur griego, 100 g de azúcar y la leche que teníamos reservada con la gelatina. Batimos con las varillas de globo hasta que todos los ingredientes se hayan integrado perfectamente. Sacamos el molde del congelador, colocamos un acetato alrededor del molde para luego desmoldar la tarta fácilmente y echamos el relleno en el molde. Repartimos bien con la ayuda de una espátula, le damos unos golpecitos para que se asiente y reservamos en la nevera un mínimo de 4 horas. 

Para la cobertura vamos a preparar una deliciosa mermelada de cerezas. En primer lugar deshuesamos las cerezas y ponemos 2 hojas de gelatina en agua. Echamos 300 g de cerezas sin hueso en un cazo. Añadimos 85 gramos de azúcar, el zumo del medio limón y 200 ml de agua. Removemos para que se mezcle todo bien y dejamos cocinar a fuego medio-bajo durante 20 minutos. Pasado el tiempo, apagamos el fuego, echamos las hojas de gelatina escurridas y removemos durante 1 minuto para asegurarnos que se disuelven bien. 

Pasado el mínimo de cuatro horas ya podemos presentar nuestra tarta de queso. Desmoldamos la tarta, quitamos el acetato con cuidado y la pasamos al plato de presentación. Finalmente, echamos nuestra mermelada con las cerezas enteras por encima, pero si lo preferís, la podéis triturar. 

Cualquier duda, mira el vídeo.

· Los comentarios en el blog están inhabilitados. Puedes comentar todo aquello que te apetezca sobre esta entrada en mi canal de YouTube o en cualquiera de mis redes sociales: Facebook, Instagram o Twitter.

CONVERSATION

Back
to top