TEXTURAS DE ALCACHOFAS CON SHIMEJI CONFITADO


Las alcachofas es una de las verduras que cuenta con más adeptos. Yo creo que incluso son adictivas. Lo cierto es que no pasan desapercibidas: o gustan o no gustan. Y a quien le gusta, se las come encantado en todas sus versiones, incluso las hay de "lata" que están buenísimas... ;-) Y aprovechando que estamos en plena temporada y que en casa hasta a la peque le gustan, me propuse elaborar una receta que combinara diferentes elaboraciones con alcachofas. Además le he aportado un toque exótico con unas setas japonesas que, aparte de ricas, son muy llamativas en la presentación del plato. Nosotros (como amantes entregados de la alcachofa) lo hemos disfrutado de lo lindo, espero que vosotros también.

INGREDIENTES: 2 personas

Para las setas confitadas:
Shimeji blanco y marrón
Aceite de oliva virgen extra

Para la crema de alcachofas:
8 alcachofas pequeñas
1 puerro
Zumo de 1/2 limón
Caldo
1 c/c de jengibre 'Gourmet Garden'
Aceite de oliva virgen extra
Sal
1 hoja de gelatina

Para los chips de alcachofas:
1 alcachofa
Aceite de oliva virgen extra
Sal Maldón

Para las alcachofas en tempura:
1 alcachofa
Harina de tempura
Zumo de limón
Agua
Aceite de oliva virgen extra
Sal

PREPARACIÓN:

Confitamos las setas:

Cortamos las raíces a las setas y las limpiamos con un pincel. Ponemos un cazo con abundante aceite de oliva. Introducimos las setas a fuego muy bajo (en la encimera de inducción al 3). Dejamos que se confiten durante 1 hora. Reservamos en el propio aceite hasta el momento de emplatar.

Preparamos la crema de alcachofas:

Limpiamos las primeras hojas de las alcachofas hasta llegar a las hojas tiernas. Cortamos la punta de las mismas y partirmos en cuatro cuartos, le quitamos los "pelillos" y ponemos en remojo en un bol con agua con el zumo de 1/2 limón.

Quitamos la primera capa del puerro, le hacemos un corte en forma de cruz a lo largo del puerro sin llegar al final y lavamos bajo el grifo. Picamos muy finamente.

En una sartén echamos 3 c/s de aceite de oliva virgen extra. Echamos el puerro bien picado y las alcachofas escurridas. Salamos ligeramente y dejamos sofreir a fuego medio. Cuando lleve 5 minutos pochándose echamos 1/2 vaso (de café) de agua, y dejamos reducir. Incorporamos 1 c/c de jengibre 'Gourmet Garden' y removemos. Vamos echando agua poco a poco hasta que las alcachofas estén bien hechas. Reservamos.

Preparamos los chips de alcachofas:

Limpiamos las primera hoja de las alcachofa hasta llegar a las hojas tiernas. Cortamos la punta de las mismas. Le quitamos los "pelillos". Cortamos en finas láminas con ayuda de una mandolina o con un cuchillo bien afilado.

Salamos ligeramente y freímos en una sartén con abundante aceite de oliva. Al ser tan finas se fríen en pocos minutos. Dejamos escurrir sobre papel de cocina.

Preparamos las alcachofas en tempura:

Limpiamos la alcachofa de las primeras hojas hasta llegar a las hojas tiernas, sin quitarle el "rabito". Pelamos bien el "rabito" hasta dejar la parte más tierna. Partirmos en cuartos, le quitamos los "pelillos". Echamos en un bol con agua y un chorrito de zumo de limón.

Ponemos un cazo con agua con sal e incorporamos los cuartos de alcachofas. Dejamos hervir durante 5 minutos. Escurrimos y reservamos hasta casi el momento de servir.

Preparamos la tempura según indicaciones del fabricante. Ponemos una sartén con abundante aceite de oliva. Bañamos los cuartos de alcachofas en la tempura y freímos a fuego muy fuerte. Dejamos escurrir sobre papel de cocina.

Emplatamos:

Lo interesante del plato es servir las diferentes texturas calientes. La manera de conseguirlo es dejando el plato en el horno a baja temperatura mientras acabamos las diferentes preparaciones (yo lo he precalentado unos minutos a 90ºC y luego lo he apagado). Dejamos primero las setas y los chips dentro del horno para que vayan calentándose, lo justo para que se atemperen.

Para acabar la crema, trituramos las alcachofas que teníamos sofritas junto con el caldo. La cantidad de caldo dependerá de la cremosidad final que le queramos dar, es mejor echar un poco y triturar e ir añadiendo hasta conseguir la cremosidad necesaria. Pasamos por un chino y vertemos directamente sobre los platos. Reservamos en el horno.

Ahora es el momento de preparar las alcachofas en tempura. Una vez hechas, las colocamos sobre la crema. Y acabamos rematando el plato con las setas y los chips de alcachofas. Servimos inmediatamente.

De acompañamiento, un estupendo Somontano que combina con todo, el De Beroz 'Nuestro Roble' 2008.

CONVERSATION

Back
to top