CHEESECAKE DE OREO (SIN HORNEAR) | VIDEORECETA



Llevaba tiempo detrás de una nueva versión de la New York Cheesecake que hice hace casi 1 año. No sólo por lo buenas que están las tartas de queso, sino por el éxito que tiene esa receta (con más de 500.000 reproducciones) en mi canal de Youtube. Busqué recetas similares (lo único que tenía claro era que quería hacerla con OREO), pero ninguna versión me convenció.

¿Y si hago una cheesecake sin hornear? ¡Eso sería una versión totalmente diferente! Y opté por toda una garantía, la Cheesecake de Martha Stewart. Con algunos cambios, pero con un resultado fantástico.

Esta es una tarta nada dulce y por tanto nada empalagosa. Con un potente sabor a queso, en este caso Philadelphia. Si no os va mucho este queso lo podéis sustituir por un mascarpone, bastante más suave. Lo que no recomiendo es sustituirlo por un queso cremoso de marca blanca, mi experiencia con ese tipo de quesos no ha sido muy positiva. La galleta OREO también se hace notar y le da el toque justo. En fin, que si hubiera hecho un test a todos los catadores de esta tarta, estoy convencida de que su nota hubiera sido un 10. ¿O no habéis visto qué corte tan perfecto? ¡Me encanta!

Ahora sí, os dejo con la videoreceta, vais a alucinar cuando veáis lo fácil que es hacerla. Una última cosa, si os gusta esta decoración necesitaréis pulso de cirujano, y aunque a mi me tembló un poco (los nervios del directo, jajaja) salí bastante airosa.

VIDEORECETA


THE MJ COOKING SHOW (2x22)
DULCE Y PELIGROSA: Cheesecake (Tarta de queso) de Oreo

INGREDIENTES: molde de 23 cm.

Para la base y cobertura:
34 galletas Oreo (sin relleno, solo galleta)
80 g de mantequilla sin sal

Para el relleno:
800 g de queso Philadelphia
80 g de azúcar normal
100 ml de leche
El relleno de las 34 Oreos
8 hojas de gelatina neutra
Zumo de 1/2 limón
Una pizca de sal

Para la nata montada:
400 g de nata para montar
40 g de azúcar normal

Utilidades:
Tabla de equivalencias
Batidora Kmix

PREPARACIÓN:

Separamos la crema de toda las galletas. Trituramos finamente las galletas y reservamos una pequeña cantidad para la decoración. Echamos la mantequilla punto pomada a las galletas trituradas. Mezclamos con las manos. Añadimos la mezcla a un molde desmontable forrado con papel vegetal. Y aplastamos bien con las manos intentando que quede la misma cantidad de galleta por toda la base. Reservamos en la nevera mientras continuamos con el relleno.

Ponemos en remojo en agua fría las hojas de gelatina. En una olla grande echamos la crema del relleno de las galletas, el queso, el zumo de limón, el azúcar y removemos a fuego medio. Echamos una pizca de sal y seguimos removiendo enérgicamente, hemos de conseguir que nos quede una mezcla sin grumos. Cuando hayamos conseguido una mezcla homogénea, incorporamos la leche. Esto aligerará la mezcla y los grumos se desharán fácilmente. Escurrimos la gelatina y la incorporamos. Mezclamos hasta su total disolución, y dejamos hasta que rompa a hervir. Hemos de conseguir una textura ligeramente espesa.

Echamos la nata en un bol, incorporamos el azúcar y montamos con unas varillas de mano o con una batidora. No hay que montar la nata firmemente pues entonces nos quedaría muy dura la tarta, hay que semimontarla. Incorporamos la mezcla anterior a la nata. Nos ayudamos de la misma espátula para que la caída sobre la nata no sea tan brusca (sobre todo al principio) y la vamos incorporando con movimientos envolventes.

Echamos la mezcla sobre el molde y la asentamos por igual por todo el molde. Con ayuda de una espátula alisamos la superficie... Y la dejaremos reposar en la nevera un mínimo de 6 horas.

Una vez desmoldada, ya está lista para decorar. He recortado las letras de la palabra OREO y se las vamos a colocar encima. Espolvoreamos el resto de galleta triturada que habíamos reservado hasta cubrir toda la superficie. Y ahora, con pulso de cirujano, vamos quitando todas las letras.

Cualquier duda, mira el vídeo.


CONVERSATION

Back
to top