AJÍ DE GALLINA by GASTÓN ACURIO | VIDEORECETA

Me encanta comer y la comida en general. Bueno, menos, obviamente, las cosas que no me gustan. Eso sí, lo pruebo todo, para que luego no se diga. Seguro que muchos de vosotros me entenderéis perfectamente. Cuando vas a comer a un restaurante te puede gustar todo, no gustar algo en concreto o comer simplemente por supervivencia. Pero, en cualquier caso, si pruebas un plato que es capaz de transmitirte algo más que el olor que desprende, que el sabor al probarlo, que llamarte la atención cuando te lo presentan, entonces ese plato no lo olvidas jamás.

No son muchos los platos que a mí me transmitan esa sensación, así que cuando me topo con uno de ellos, lo gozo y lo disfruto como si fuera la última comida. Y éste de hoy es uno de esos platos. Lo siguiente que quiero hacer es recrear la receta en casa, aunque no siempre es fácil. Y en este caso, el ingrediente que más se resistió fue la pasta de ají amarillo, pero una vez localizada (en La Boqueria de Barcelona), me tiré de cabeza.

Por cierto, el plato lo probé en el TANTA, el restaurante peruano en Barcelona del chef Gastón Acurio. En poco tiempo se ha convertido en un imprescindible de la ciudad. Tienen un menú degustación fabuloso que nos presenta una muestra de la cocina tradicional peruana, con el toque creativo de su famosísimo chef. Sirva esta vídeo receta como mi pequeño homenaje a la cocina peruana, así como una dedicatoria especial para todos los amigos peruanos que me siguen.

VIDEORECETA


THE MJ COOKING SHOW (3x21)
DELEITANDO A MIS INVITADOS: Ají de gallina

INGREDIENTES: 4 personas

2 pechugas de pollo o gallina
2 rebanadas de pan de molde
Leche (hasta cubrir el pan de molde)
7 patatas pequeñas
1/2 cebolla
1 ajo
7 almendras
1 cucharada de pasta de ají amarillo
1 taza de caldo de pollo
12 huevos de codorniz (o 4 de gallina)
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta
Sal
Cebollino

Utilidades:
Tabla de equivalencias

PREPARACIÓN:

Limpiamos las pechugas de pieles y tendones. Abrimos por la mitad sin llegar a cortarlas.

Echamos 1 cucharada sopera de aceite en una olla y marcamos las pechugas. Esto se ha de hacer a fuego bien fuerte, la idea es que se doren por fuera. No importa que no estén bien hechas por dentro puesto que luego se acabarán de hacer con la salsa.

Ponemos las rebanadas de pan en un plato hondo y las mojamos bien con la leche. Reservamos hasta el momento de necesitarlas. Ponemos a hervir las patatas en abundante agua durante 15-20 minutos o hasta que estén tiernas. Pelamos 1/2 cebolla y la cortamos en juliana. Pelamos 1 ajo y lo partimos por la mitad.

Retiramos las pechugas y en la misma olla echamos 3 cucharadas soperas de aceite de oliva. Sofreímos la cebolla junto con el ajo. Salamos.

Picamos las almendras y las incorporamos al sofrito.

Echamos 1 cucharada de postre de pasta de ají amarillo, podéis echar dos, pero advierto que pica y bastante. Vertemos el caldo de pollo y removemos. Escurrimos el pan y lo desmigamos directamente en la olla. Dejamos hervir hasta que la mezcla empiece a espesar, unos 10 minutos aproximadamente.

Mientras, desmigamos el pollo. Realmente lo cortamos en tiras, pero a mano, no con el cuchillo.

Echamos la mezcla en el vaso de la batidora y trituramos. Si vemos que queda muy espesa podemos añadir un poco de caldo o incluso un poco de agua. Volvemos a echarla en la olla, e incorporamos el pollo. Rectificamos de sal y echamos un poco de pimienta recién molida. Dejamos hervir a fuego medio durante 5 minutos.

Cocemos los huevos, en este caso son de codorniz, durante 5 minutos a fuego fuerte. Recomiendo de 2 a 3 huevos por persona o 1 de gallina por persona.

Presentamos el ají con una o dos patatas previamente peladas y los huevos partidos por la mitad o en cuartos. Rectificamos nuevamente de sal si fuera necesario. Decoramos con cebollino picado, y servimos con abundante pan para mojar.

Cualquier duda, mira el vídeo.

CONVERSATION

Back
to top