CORDON BLEU (PECHUGAS DE POLLO RELLENAS DE JAMÓN Y QUESO) | VIDEORECETA


A estas alturas alguno se preguntará que hago publicando una receta tan básica y fácil. La verdad es que siempre he publicado recetas de este estilo (incluso en vídeo), aunque queden un poco tapadas por las tartas o recetas saladas más llamativas. La razón es simple. Os sorprenderíais de la cantidad de gente que me pide este tipo de elaboraciones. Recetas que para los que estamos acostumbrados a cocinar son básicas, pero para los recién llegados a la cocina no lo son tanto. Algunos (y tengo cerca a más de uno) no saben ni por donde empezar: estudiantes que viven temporalmente fuera de casa, parejas que se acaban de independizar, separados/as que no habían frito un huevo en su vida o gente que, de un día para otro, ha descubierto en la cocina su válvula de escape.

Nos creemos que cualquiera sería capaz de hacer una tortilla francesa o un filete empanado, pero no siempre es así para aquellas personas que nunca han tenido contacto con la cocina. Así que, de vez en cuando, seguiré subiendo este tipo de recetas fáciles que, además, nos solucionan más de una comida o cena. Esta semana, dos. Y la primera el clásico Cordon Bleu, tambien conocido como San Jacobo o librito, y que no es más que una pechuga de pollo rebozada (u otra carne, si queréis) rellena de jamón cocido y queso. El origen del nombre de la receta tiene tantas versiones (incluso más que la Tatin) que casi os dejo a vosotros que investiguéis por vuestra cuenta y que cada uno decida con cual quedarse.

VIDEORECETA


CORDON BLEU

INGREDIENTES: 2 personas

2 pechugas de pollo
2 lonchas de jamón cocido
4 lonchas de queso Emmental francés
Aceite de oliva virgen extra
Sal
Pimienta
1 huevo
Pan rallado

PREPARACIÓN:

Con cuidado de no romper la pechuga, la cortamos en tres partes. La abrimos hacia la derecha y hacía la izquierda, de esta manera conseguiremos un trozo más fino y más grande. Ponemos un trozo de papel film transparente bajo la pechuga. La tapamos con otra lámina de film y golpeamos con ayuda de un martillo de cocina, así aplanaremos la pechuga y se extenderá un poquito.

Salpimentamos por ambas caras.

Colocamos una loncha de jamón dulce, con cuidado de que no sobresalga. Colocamos unos trozos de queso Emmental. Y cerramos en orden inverso al que hemos cortado la pechuga, de esta manera conservará su forma.

Batimos un huevo. Pasamos la pechuga por el huevo batido y por pan rallado. Freímos en abundante aceite de oliva hasta que estén doraditas por ambos lados.

Cualquier duda, mira el vídeo.

CONVERSATION

Back
to top