POLLO RELLENO | Videoreceta


En primer lugar no puedo más que daros las ¡¡¡GRAAAAAAAAAACIAS!!! por las muestras de cariño que me habéis dado a través de los muchísimos comentarios en la entrada del sorteo. ¡Me habéis emocionado! Más que por la cantidad de mensajes, lo que me ha emocionado es todo lo que escribíais sobre mí y sobre el blog. Nunca sabes si lo que estás haciendo llegará a los demás como pretendes. En mi caso, mi objetivo no es enseñar a cocinar, porque no soy profesional (ni de la cocina ni de la enseñanza) ni pretendo serlo. Mi intención es transmitir la pasión que siento por cocinar. Que cualquier receta, por difícil o farragosa que parezca, puede ser fácil de hacer si uno le pone pasión y cariño. Hacer las cosas perfectas no es el objetivo, de eso ya se encargan las empresas, que hacen una tarta y mil iguales, un nugget y mil iguales. Nosotros somos personas, aficionadas a la cocina, y unas veces nos sale mejor y otras peor. Lo importante es hacer las cosas ricas, aunque imperfectas, y sentirnos orgullosos de nosotros mismos.

Hace poco, releyendo el estupendo libro de Pau Arenós "La Cocina de los Valientes", subrayé con amarillo fosforito una frase de mi admirado Albert Adrià, que vino a convencerme aún más de lo que yo siempre he pensado. Decía Albert, refiriéndose a unos kebabs que había comido en uno de sus viajes: "Eran todos iguales, perfectos. Porque no había pasión. La pasión es imperfección". Esta frase resume mi blog y mis recetas, incluso a mí misma. Nunca me conformo con hacer lo mismo, me atrevo con todo y no tengo miedo a que las cosas no salgan a la perfección. Por vuestros comentarios, creo que el mensaje ha llegado. Mil besitos y un achuchón de todo corazón, ¡¡os quiero, sois geniales!! También aprovecho para pedir disculpas a todos los amigos no españoles que siguen mis recetas y no han podido participar en el sorteo. No depende de mí, pero voy a intentar que para la próxima vez se puedan hacer envíos a todo el mundo. Sería lo más justo.

Y ahora vamos con el recetón de hoy, Desde el día que vi el corte del "Capón relleno" en Masterchef sentí unas ganas irrefrenables de hacer algo parecido. Y es que cuando Pepe Rodríguez abrió el capón y vi el interior, supe que no tardaría en hacerlo. ¡Y aquí está! Además, con este vídeo quiero demostraros lo que decía antes: deshuesar un pollo, aunque a priori parezca un trabajo de precisión, no lo es tanto. Es laborioso, claro, pero no imposible. Este ha sido mi primer pollo deshuesado, nunca antes había hecho nada parecido. Y, os aseguro, que después de esta primera vez, la segunda va a ser más fácil, aunque probablemente menos emocionante. Me gusta subir las recetas que hago por primera vez, creo que tienen una enorme autenticidad. Aunque gracias a los comentarios he descubierto que me siguen muchos estudiantes de cocina, el público al que principalmente me dirijo es al aficionado. Ese que nunca ha hecho unos donuts, unos huevos benedict, un babá la ron o un pollo relleno como el de hoy. Creo que, mostrando mi primera vez, no puedo ser más sincera con el famoso dicho de "si yo puedo, tú puedes".

VIDEORECETA


POLLO RELLENO

INGREDIENTES: 4-6 personas

1 pollo de corral CUK de 2 kg
300 g de carne de cerdo
300 g de carne de ternera
4 champiñones pequeños
40 g de jamón ibérico
1 cebolla de Figueres
3 patatas
7 orejones
7 ciruelas pasas sin hueso
15 g de pasas sultanas
20 g de piñones
1 litro de caldo de pollo
220 ml de Oporto
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta
Sal

PREPARACIÓN:

Vamos a hacer un Sr. Pollo relleno de 2 kilo y, aunque podéis pedirle a vuestro carnicero que os lo deshuese, si queréis hacerlo vosotros no os perdáis la videoreceta, donde lo explico paso a paso.

Una vez tenemos el pollo deshuesado, empezamos con el relleno. Picamos hasta casi convertir en polvo el jamón ibérico. Lo reservamos en un bol. Picamos finamente los champiñones, a los que le hemos quitado la primera piel o simplemente los hemos lavado. Los echamos en el bol junto con el jamón picado. Picamos los orejones y las ciruelas pasas y las incorporamos al mismo bol. Añadimos los piñones y las pasas sultanas. Salpimentamos toda la carne picada (de cerdo y ternera) y la echamos al bol. Mezclamos bien todos los ingredientes y reservamos.

Cosemos el pollo con hilo de cocina por la parte del cuello. Abrimos por la parte de abajo y salpimentamos, echamos un chorrito de vino de Oporto y ya tenemos el pollo listo para rellenar. Empezamos a meter el relleno, apretando bien, para que no quede ningún hueco. Una vez listo cosemos el pollo y lo bridamos. Os recomiendo ver vídeo para entender esta parte, ¡veréis que fácil!

Ponemos el pollo en la bandeja para el horno. Salpimentamos por todos lados. Rociamos con aceite de oliva virgen extra. Echamos un chorrito generoso de caldo de pollo y horneamos con el horno precalentado a 220ºC opción arriba-abajo, durante 2 horas. Cada 15 minutos hemos de salsear el pollo, o bien con la salsa que tenga en la bandeja o bien le vamos añadiendo caldo de pollo.

Mientras tenemos el pollo en el horno preparamos la guarnición. Pelamos una cebolla y la cortamos en juliana. La echamos en una fuente o bandeja de horno. Lavamos bien las patatas, pues les vamos a dejar la piel. Cortamos a gafos y las echamos junto a la cebolla. Salpimentamos, echamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y removemos. Cuando el pollo lleve una hora de cocción, ponemos la guarnición en la bandeja de abajo del horno. Si vemos que el pollo está con un dorado perfecto lo tapamos con papel de aluminio para evitar que se siga dorando.

Una vez transcurrido el tiempo, sacamos el pollo y la guarnición del horno. Colamos el caldo de la bandeja del pollo en un cazo, añadimos 200 ml de vino de Oporto y dejamos reducir a fuego medio durante media hora. Cortamos las cuerdas del pollo. Yo recomiendo presentar el pollo en la mesa entero, rodeado de la guarnición y acompañado de la salsa reducida en una salsera. Cuando sirvamos el pollo lo partimos en rodajas, acompañamos de patatas y salseamos.

Cualquier duda, mira el vídeo.


CONVERSATION

Back
to top