CALDO DE POLLO CASERO | Trucos y consejos para hacerlo a tu gusto


Cómo preparar un caldo de pollo básico, ideal para tus sopas, guisos, arroces y cremas. Con este completo tutorial podrás adaptar el caldo a tus gustos y necesidades. Un caldo casero y saludable, muy fácil de hacer y que puedes tener siempre a mano una vez congelado.

Seguro que habéis escuchado el término “comida real”. Pero, ¿qué es la comida real? Pues es, simplemente, la comida de verdad. La que hacían nuestras abuelas y madres, la que solo usa ingredientes sin procesar o con un procesado básico. En definitiva, la comida casera de verdad.

Yo aprendí a hacer caldo de pollo de mi madre y, obviamente, lo he ido adaptando, poniendo y quitando ingredientes según mi gusto. Si nunca has hecho caldo de pollo, puedes hacer tu propia adaptación a partir de este tutorial. 

RECETA EN VÍDEO


CALDO DE POLLO

INGREDIENTES:

2 carcasas de pollo
1 muslo entero de pollo
2 huesos blancos de jamón
1 cebolla
2 patatas
2 zanahorias
Judías verdes
Puerro
Apio (opcional)
Nabo (opcional)
Perejil

Utilidades:
Tabla de equivalencias
Dónde comprar mis utensilios

ATENCIÓN: Tienes un 10% de descuento exclusivo para kCook Multi en la tienda online de Kenwood. Usa el código "RECETASMJ10" para obtener tu descuento en TiendaKenwood.es
Este código es válido del 16/09/2019 hasta el 31/12/2019. ¡Aprovéchalo!

PREPARACIÓN:

Pelamos las patatas, las zanahorias y la cebolla.Lavamos bien bajo el grifo el puerro y las patatas.Quitamos la piel del pollo para que suelte menos grasa. La manera más fácil de quitársela es agarrándola con un trozo de papel de cocina, así no se nos resbalan las manos. Le cortamos también con unas tijeras los trozos visibles de grasa.

Usaremos nuestra kCook Multi con el accesorio slow cook (también podemos utilizar perfectamente una olla normal o una olla a presión). Con el robot controlamos la temperatura y el tiempo con total precisión. Colocamos en la olla todas las verduras, ya peladas y lavadas: un par de patatas, un par de zanahorias, un trozo de puerro, una cebolla, un puñado de judías verdes y unas ramas de perejil. A continuación colocamos las carcasas de pollo, el muslo y los huesos blancos de jamón. Cubrimos completamente de agua. De entrada ponemos el fuego fuerte para que las impurezas suban a la superficie y así poderlas quitar con facilidad. Con ayuda de un cazo las vamos quitando. Tapamos y dejamos cocinar a 80 ºC durante 1 hora en la kCook Multi. En olla a presión cocemos durante 20 minutos a partir de que salga el pitorro y en olla convencional cocinamos durante 1 hora y 30 minutos.

Pasado el tiempo colamos el caldo sobre un bol grande. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y luego a la nevera, con el frío la grasa que quede sube a la superficie y se endurece. De esta forma, la podemos quitar muy fácilmente. Para conservar nuestro caldo tenemos dos opciones: nevera o congelador. En la nevera el caldo aguanta perfectamente 3-4 días y para conservarlo es ideal utilizar botellas con cierres herméticos, así ocupan menos espacio. Para congelar yo utilizo bolsas zip, que etiqueto con el nombre y la fecha. Una vez que hemos echado todo el caldo, sacamos el aire de l abolsa y cerramos. Queda totalmente hermética y plana ocupando poquísimo lugar.

Cualquier duda, mira el vídeo.

· Los comentarios en el blog están inhabilitados. Puedes comentar todo aquello que te apetezca sobre esta entrada en mi canal de YouTube o en cualquiera de mis redes sociales: Facebook, Instagram o Twitter.

CONVERSATION

Back
to top